Washington. La situación del presidente estadounidense, Barack Obama, parece estar mejorando levemente, aunque enfrentaría una dura pelea por la reelección el 2012 si Mitt Romney fuera el candidato republicano, según un sondeo divulgado por Reuters/Ipsos este viernes.

El 49% de los estadounidenses aprueba el modo en que Obama está llevando adelante su presidencia, desde el 47% en una encuesta en octubre. Su índice de desaprobación se mantuvo estable en el 50%.

Aunque aún es bajo, el porcentaje de estadounidenses que cree que el país está en la dirección correcta también aumentó, al 25% desde el 21% en el sondeo anterior. La idea de que la nación va por mal camino representa al 70% de los encuestados, menos que el 74% previo.

El sondeo arrojó que Obama terminaría justo por detrás de Romney si la elección presidencial de noviembre del 2012 se realizara hoy, con el ex gobernador de Massachusetts logrando un 44% y Obama un 43% entre los votantes registrados.

Fue la primera encuesta de Reuters/Ipsos en mostrar a Romney como líder, aunque la escasa diferencia está dentro del margen de error y supone un empate técnico.

La encuesta se condujo entre el 31 de octubre y el jueves y participaron 1.106 adultos, de los cuales 937 eran votantes registrados. El margen de error fue de más o menos 2,9 puntos porcentuales entre todos los adultos y de más o menos 3,2 puntos porcentuales entre los votantes registrados.

Obama le sacó 6 puntos porcentuales de ventaja a Romney en la misma categoría en septiembre.

La encuestadora de Ipsos Julia Clark dijo que los datos sugieren que la elección del 2012 será reñida.

"Romney, y el campo republicano en general, se están haciendo más conocidos para el electorado estadounidense, y creo que vamos a ver un avance de esta estrecha diferencia entre los candidatos republicanos y Obama", señaló.

"Es esencial que Obama retenga estos índices altos de aprobación", agregó.

El presidente demócrata quedó delante de los otros dos republicanos que buscan la nominación del partido. Frente al empresario Herman Cain obtuvo una ventaja de 46 a 41% y con el gobernador de Texas, Rick Perry, una del 47 al 41%.

El sondeo fue realizado luego de que surgieran reportes sobre acusaciones de abuso sexual contra Cain en la década de 1990.

La encuesta se condujo entre el 31 de octubre y el jueves y participaron 1.106 adultos, de los cuales 937 eran votantes registrados. El margen de error fue de más o menos 2,9 puntos porcentuales entre todos los adultos y de más o menos 3,2 puntos porcentuales entre los votantes registrados.