La congresista y segunda vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz, consideró este martes “un absurdo” el pedido del fujimorismo para que el renunciante ministro de Transportes, Martín Vizcarra, también deje la primera vicepresidencia del país por el caso Chinchero.

Recordó que Vizcarra fue elegido en las urnas por el voto popular y que, si bien tomó la decisión política de renunciar al cargo de ministro, en ningún momento cometió alguna falta constitucional que lo lleve a una eventual dimisión del puesto de vicepresidente.

“Él ya tomó la decisión política de renunciar al Ministerio de Transportes y Comunicaciones dados los eventos recientes, pero eso no lo lleva a una sanción de ningún tipo como vicepresidente porque no ha cometido ningún delito ni ninguna falta. Es absurdo”, subrayó Aráoz.

La legisladora agregó que pretender desde la oposición la interpelación también de los ministros del Interior, Carlos Basombrío, y de Salud, Patricia García, “es buscarle tres pies al gato”, pues ambos sectores marchan bien y no es momento de hacer inviable la sostenibilidad del Gobierno.

En tal sentido, Mercedes Aráoz instó a la calma y a la responsabilidad porque –dijo– es necesario que exista en el país un verdadero equilibrio de poderes y fuerzas políticas, sin perjuicio de la colaboración que debe existir para que el Perú sea una nación próspera y viable.