El presidente Evo Morales inició este miércoles la agenda oficial en Alemania con una reunión con la canciller Ángela Merkel, con quien abordó diferentes temas, entre ellos la causa marítima. Merkel abogó por el diálogo y el retomar “las conversaciones de larga data” sobre el diferendo entre Bolivia y Chile.

“También lo hemos abordado (la causa marítima). Yo creo que es preciso hablar con Chile, hay conversaciones de larga data. Creo que sería bueno reanudar estas conversaciones”, aseguró la Canciller alemana en una conferencia de prensa conjunta con Morales a la conclusión del encuentro bilateral.

El Estado boliviano planteó una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), precisamente, para que se le obligue a negociar una salida soberana al Pacífico en función de los compromisos de resolución que asumió a lo largo de la historia. El gobierno de Michelle Bachelet objetó la competencia de la corte, pero los jueces la rechazaron y decidieron tramitar el caso.

Morales llegó a Alemania como parte de una gira por Europa para concretar cooperación y atraer inversiones en diferentes áreas de interés nacional. Los medios estatales transmitieron la conferencia de prensa.

Cooperación energética. Evo Morales y Angela Merkel anunciaron nuevas cooperaciones en materia de energía este miércoles en Berlín. "Abrimos un nuevo capítulo en las relaciones de ambos países de mas de 50 años de cooperación", resaltó Merkel, tras compartir un almuerzo de trabajo con Morales en la sede de la cancillería en Berlín.

"Saludo el gran interés de cooperar en la transferencia de tecnología alemana", dijo Morales en el primer día oficial de una visita a Alemania. "Hemos comprado bastante tecnología de Siemens para las plantas termoélectricas. Para los próximos tres años haremos una inversión de más de US$1.000 millones", precisó el mandatario sudamericano.

Merkel anunció que en breve será firmado un nuevo acuerdo marco para la cooperación en el desarrollo de energías renovables, el desarrollo de los espacios rurales y la formación profesional.

* Con información de La Razón de Bolivia y DW.