Davos. En el tercer día de la reunión del 49 Foro Economico Mundial, las posturas políticas de distintos líderes marcaron el eje de optimismo hacia el avance económico, el principal objetivo de este encuentro.

Multilateralismo vs. defensor de América primero. Primeramente, la canciller alemana Angela Merkel, arremetió en contra del proteccionismo del mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump, ya que mencionó que se deben de tomar en cuenta los intereses de los demás. Habló de las posibles soluciones ventajosas en un eje global, lo cual marcaba su tenaz defensa del multilateralismo.

Señaló que eso es algo indispensable para el desarrollo óptimo en todo el mundo, en lugar de la perspectiva a la que llamo “Defensor de América primero”, siendo puntual en que ver el compromiso como algo negativo es preocupante.

Su perspectiva de una posible arquitectura global, la estableció a partir de la capacidad de hacer compromisos. Hizo énfasis en que“aún se vive la crisis que estalló en 2008, las secuelas”.

Comercio global. El vicepresidente chino, Wang Qishan, habló de su perspectiva hacia un mercado global abierto, siendo a través de cooperación internacional, las tensiones políticas se podrán conciliar, esto debido a los problemas que existen entre las empresas.

Siendo parte de la delegación con mayor numero de representantes, señaló que el uso de la tecnología a través del poder de mercado, con la generación de empleo y riqueza, aunque esos ajustes podrían llevar décadas.

Objetivos de un sostén económico. En una mesa redonda, Christine Lagarde gerente del Fondo Monetario Internacional y el músico irlandés Bono (Paul Hewson), abordaron las dificultades para lograr contrarrestar la brecha financiera que impide alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible.

Lagarde aseguro que los objetivos figuran con base en las finanzas, puntualizo que con base en un porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) de las potencias, se lograría incrementar el gasto de los países más necesitados.

Bono indicó que esas propuestas muestran una capacidad de éxito, encontrándose la política en un auge del populismo. Con los recursos de cada país, con el apoyo de los sectores público y privado, las herramientas financieras cumplirán su propósito.

Crecimiento a largo plazo para México. Uno de los estrategas mayormente reconocidos a nivel global de la Consultora IHS Markit, Nariman Behravesh, mencionó el eje político que adquiere en México en este momento, reconoció el enorme impulso que las reformas mostraron, siendo un impulso valioso para el crecimiento a largo plazo.

Señaló que el presidente López Obrador está a tiempo para logra ser parte de los cambios económicos que traería consigo.

Desigualdades inaceptables. Tras casi una década de ausencia, por parte de la figura representativa del gobierno español, este año el presidente de España, Pedro Sánchez, demostró su preocupación en los asuntos de deuda y déficit público, a lo que denominaba desigualdades inaceptables.

Por otro lado, el presidente de Colombia Iván Duque, expuso el uso de herramientas de la tecnología aplicadas para combatir inseguridad, tales como el narcotráfico o el robo de combustible (México), esto con el fin de proteger sus infraestructuras primarias, las cuales mueven a su economía.