Berlín. La canciller alemana Angela Merkel señaló por primera vez su intención de buscar un tercer mandato en el 2013, aunque este domingo una encuesta mostró que Peer Steinbrueck, del principal partido de oposición, obtiene un mayor apoyo de los votantes.

Merkel hizo el anuncio indirectamente en una entrevista en la cadena de televisión Sat-1. Aunque su intención de liderar a los conservadores democratacristianos para un tercer mandato no fue una sorpresa si lo fue el momento, apenas antes del receso de verano.

"Bueno, espero que el SPD (socialdemócratas) presente a un candidato opositor a las próximas elecciones parlamentarias", dijo Merkel a Sat-1, la quinta cadena más vista en Alemania, en una entrevista transmitida este viernes y que al principio atrajo poca atención pública.

A pesar de que Steinbrueck -una voz conservadora entre los socialdemócratas, de postura centroizquierdista-, es popular entre los votantes de derecha, Merkel dijo que no estaba preocupada por él o por otros dirigentes del SPD que podrían presentarse a la votación del 2013.

"Conozco a todos aquellos (candidatos) cuyos nombres se manejan en público", dijo Merkel, elegida en el 2005 y reelegida en el 2009. "Entonces, ¿por qué no esperamos y vemos qué ocurre?", agregó.

Steinbrueck, ex ministro de Finanzas de Merkel en el gobierno de coalición del 2005 al 2009, ha surgido sólo hace poco como el candidato más fuerte del SPD.

El SPD elegiría a su candidato en 2012, pero miembros del partido dicen que las decisiones preliminares serán tomadas este año. Especulaciones acerca de que la coalición de Merkel podría no sobrevivir hasta el 2013 han generado llamados en el SPD a elegir a un candidato pronto.

La coalición de centroderecha de Merkel -conformada por los democratacristianos y los Demócratas Libres (FDP)-, ha figurado por detrás de la oposición del SPD y los Verdes en la mayoría de las encuestas de los últimos dos años, aunque la canciller muestra índices personales favorables.

La coalición gubernamental ha sido sacudida por tensiones entre la Democracia Cristiana y el FDP. El FDP ha presionado por recortes de impuestos, una promesa de la última elección, a pesar de que el 70% de los votantes dice que la reducción de la deuda pública es más importante.

Una encuesta aparecida este domingo en el diario Bild am Sonntag mostró a Steinbrueck aventajando a Merkel en la categoría "más agradable" por 45 a 36%.

Steinbrueck también aventaja a Merkel entre los votantes en categorías claves como experiencia en economía y seguridad interna, aunque la actual canciller es más fuerte en política exterior y seguridad social.