Berlín. La canciller de Alemania, Angela Merkel, expresó este lunes dudas a través de su vocera sobre las acusaciones en contra de dos bloggeros alemanes que supuestamente publicaron en línea secretos de Estado.

Dos reporteros del sitio alemán de noticias "Netzpolitik" fueron acusados de traición por reportar los planes del gobierno para reforzar la vigilancia de internet. Los fiscales iniciaron una investigación después de que la agencia nacional alemana de inteligencia BfV presentara una queja contra los dos acusados.

Christiane Wirtz, vocera adjunta del gobierno alemán, dijo este lunes que Merkel respalda completamente al ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, quien tiene dudas sobre si los documentos filtrados son "secretos de Estado" y cuya publicación pondría en riesgo la seguridad de Alemania.

La vocera no respondió si Merkel aún tiene "confianza ilimitada" en el máximo fiscal de Alemania, Harald Range, quien ha enfrentado llamados para que renuncie por haber iniciado una investigación, pero subrayó que la aclaración de este caso es actualmente la mayor prioridad del gobierno alemán.

Los periodistas de "Netzpolitik", Markus Beckedahl y Andre Meister, fueron informados a finales de julio que eran sospechosos en una investigación sobre dos artículos publicados en el sitio de noticias que incluyeron documentos "clasificados" y "confidenciales".

No obstante, los cargos iniciales de "traición" han sido  criticados ampliamente, y al respecto la unión alemana de periodistas DJV calificó al hecho como un ataque a la libertad de prensa.

Range anunció el viernes que decidió detener las investigaciones contra los dos periodistas.