Ciudad de México.  La inseguridad que sufre México y la situación económica acaparan la preocupación de los aficionados mexicanos que se mostraron el miércoles indiferentes tras la decisión de la FIFA de otorgarle a su país junto a Estados Unidos y Canadá la sede para el Mundial de fútbol del 2026.

El Congreso de la FIFA respaldó la propuesta trinacional de la Concacaf para realizar el torneo en el 2026, el primero que se disputará con 48 selecciones.

"Por el momento estoy mas preocupada por sacar a mis hijos adelante y por la inseguridad que sufrimos todos los días", dijo Juana Estrada, una recepcionista de 38 años que esperaba el autobús para ir a su trabajo.

"Es una buena noticia, pero aún falta mucho y pueden pasar muchas cosas en todos esos años. Además, tengo entendido que Estados Unidos acaparó todo y que solo vamos a tener 10 partidos, así que no creo que haya mucho entusiasmo", agregó.

La indiferencia de los hinchas mexicanos hacia la decisión del máximo organismo del fútbol mundial fue tal que algunos no estaban enterados.

México cerró el 2017 como el año más violento en dos décadas, según cifras oficiales, por el azote de poderosos cárteles del narcotráfico y de bandas del crimen organizado.

"No creo que tengamos que celebrar algo que todavía está muy lejos de suceder y que solamente le interesa a la gente aficionada a ese deporte. Ahorita lo que más me preocupa es sacar adelante a mi familia, y cuidarme de la inseguridad que cada día nos acapara más", dijo Julián Carrasco, un abogado de 45 años.

La indiferencia de los hinchas mexicanos hacia la decisión del máximo organismo del fútbol mundial fue tal que algunos no estaban enterados.

"Ni sabía que eso se decidía hoy, que bueno por México, pero la verdad no me interesa, en este momento me preocupan mas otras cosas como el sacar adelante mi negocio, pues como veo las cosas, la situación se va a poner más difícil", dijo Hugo Mejía, un vendedor de jugos de 55 años.