El comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia, convocó a una reunión el próximo lunes con representantes de los 2.400 alcaldes del país aglutinados en la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conam), a fin de establecer protocolos inmediatos de seguridad para los alcaldes amenazados por la delincuencia organizada o bien sufren intimidaciones políticas.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, confirmó que la Comisión Nacional de Seguridad trabaja con la Conam los protocolos, que incluirán una escolta de elementos federales, como la que tenía, dijo, el alcalde asesinado de Pungarabato, Guerrero, Ambrosio Soto Duarte.

“Es la primera vez que se ha logrado reunir a los presidentes municipales de diferentes partidos políticos. Estamos haciendo un protocolo para apoyar y respaldar cuando sean circunstancias complejas, para dotar de seguridad como la que tenía el presidente municipal de Guerrero, en el que dimos y lo atendimos, y aun y con esto, el saldo fue que perdió la vida”, afirmó Osorio.

Entrevistados por El Economista, los presidentes de la Asociación Nacional de Alcaldes (Anac), Enrique Vargas del Villar; de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), Américo Zúñiga, y de la Asociación de Autoridades Locales de México, Marcos Pérez Calderón, explicaron que en la reunión con Sales Heredia se realizará un mapa delictivo de los municipios y se decantarán los nombres de los alcaldes amenazados a quienes se les brindará la protección federal, sin importar de qué partido sean.

Explicaron que el apoyo será para aquellos munícipes que tengan riesgos contundentes de sufrir un atentado de la delincuencia, como le ocurrió a Ambrosio Soto Duarte, o bien, por cuestiones políticas, como ocurrió con el asesinato del alcalde de San Juan Chamula, Chiapas, Domingo López González. “Por eso tienen que intervenir las secretarías de la Defensa, de Marina, y de Gobernación, para que estos alcaldes que están en un riesgo máximo puedan trabajar a favor de la ciudadanía”, dijo el alcalde panista de Huixquilucan y presidente de la Anac, Enrique Vargas del Villar.

Los tres presidentes de las asociaciones que aglutinan a alcaldes del PAN, PRI y partidos de izquierda, respectivamente, coincidieron en que se analizarán todos los temas de protección para los regidores, incluso la escolta de elementos de la Policía Federal o el Ejército; un seguro de vida para los alcaldes, y la portación de un chaleco antibalas por parte de los munícipes.

“Identificar las zonas de mayor riesgo para los presidentes municipales; tener un protocolo de seguridad especial, que a aquellos con algún antecedente, con algún tema álgido, les pueda dar un fundamento, un miedo motivado; (hay que) tener un canal de comunicación y adquirir las garantías suficientes para proteger su vida”, precisó el presidente de la Fenamm, Américo Zúñiga.

“Vamos a tener una reunión como Conam; (vamos a) ver cómo nos va a apoyar la Secretaría de Gobernación, sobre todo que no eche en saco roto todas las denuncias que han hechos los alcaldes. No queremos seguir lamentando más hechos atroces, más asesinatos viles ni blindar a nuestros presidentes municipales que han manifestado intimidaciones y denuncias”, dijo el perredista Marcos Pérez Calderón.

Aunque dijeron no poder revelar los nombres de los alcaldes amenazados, los tres presidentes de asociaciones municipales coincidieron en que se encuentran en los estados de Michoacán, Veracruz, Tamaulipas, Guerrero y Oaxaca.

PAN

Enrique Vargas

Requerimos que la Secretaría de la Defensa agilice entrega de armamento

El presidente municipal de Huixquilucan, Estado de México, el panista Enrique Vargas del Villar, afirmó que si bien los ataques y asesinatos contra munícipes no es tema nuevo, preocupa que “nunca había pasado que en 15 días ejecuten a tres alcaldes”.

Entrevistado, Vargas del Villar destacó que en la discusión del protocolo de seguridad para los alcaldes se deben escuchar todas las propuestas, incluidos la portación de chaleco antibalas y un seguro de vida.

Sobre los alcaldes panistas amenazados, dijo que “por seguridad no podemos revelar los nombres. Sí puedo comentar que están en estados como Tamaulipas, Guerrero, Michoacán y Veracruz, que han recibido amenazas y que están más vulnerables en estas zonas de riesgo”.

Refirió que en la reunión del próximo lunes con el comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia, fijará tres temas a nombre de la Asociación Nacional de Alcaldes (Anac).

“Uno, el de los protocolos de seguridad para los alcaldes; el otro, el tema del presupuesto 2017 en materia de seguridad: las reglas que deben de cambiar, y, por último, el tema de armamento”. Precisó que en este último aspecto los alcaldes requieren que la Secretaría de la Defensa Nacional agilice la entrega del armamento.

“Vemos que la delincuencia organizada tiene armamentos muy poderosos y después los alcaldes nos tardamos entre seis y ocho meses entre que el municipio lo pide al estado y éste a la Sedena”, dijo.

Consideró que se deben cambiar las reglas de la entrega del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun).

“Por ejemplo, a mí me tocan en el municipio de Huixquilucan 14 millones de pesos del Fortamun, y me piden que las patrullas que compre sean sedán de seis cilindros, (pero) lo que se necesita aquí son pick up para la parte alta del municipio”.

PRI

Américo Zúñiga

Es importante sumar a los gobernadores y coordinarnos con la Federación

“Sería irresponsable” que el gobierno federal no actuara para frenar los ataques contra los presidentes municipales, dijo el presidente municipal de Xalapa, Veracruz, Américo Zúñiga.

“Yo creo que son tres casos en los últimos 15 días que nos deben llamar la atención y nos debemos poner a trabajar al respecto”, demandó.

Argumentó que de 49% de los alcaldes que han sido asesinados en los últimos 10 años, 23 eran del PRI o en alianza con el PVEM. “Por ello es que estamos llevando a cabo toda una gran reflexión con respecto a lo que hace falta por hacer y cómo podemos no tan sólo condenar públicamente estos actos, sino también constituir protocolos y medidas adicionales que les permita a los presidentes municipales asumir nuestro compromiso en materia de seguridad pública con mejores elementos, desde una perspectiva preventiva. Es importantísimo sumar a los gobernadores y coordinarnos con la Federación”, dijo.

Consideró que además de sufrir amenazas y ataques del crimen organizado, algunos alcaldes también son víctimas de ataques por parte de quienes se ven afectados por sus decisiones de políticas públicas.

“Un presidente municipal tiene muchas determinaciones, responsabilidades en razón del uso del suelo, de giros comerciales, en muchas de las atribuciones que nos da la Constitución. Siempre habrá personas que se sientan amenazadas por este tipo de decisiones de políticas públicas. Yo creo que es conforme a ello como se han llevado a cabo estos actos cobardes, ilegales, que han cobrado la vida de decenas de alcaldes”, aseveró.

El presidente de la Federación Nacional de Municipios de México, Américo Zúñiga, explicó que propondrán “identificar las áreas, las zonas, y los antecedentes que puedan poder en riesgo a un presidente municipal y a su familia para establecer las medidas conducentes.

PRD

Marcos Pérez

Nos hemos visto rebasados; Un chaleco antibalas no va a parar un AK-47

“Estamos muy vulnerables”, afirmó el alcalde perredista de Tochtepec, Puebla, Marcos Pérez Calderón, sobre la situación que viven algunos alcaldes amenazados.

Destacó que los munícipes deben contar con medidas de seguridad más allá de un chaleco antibalas, porque éste “no va a parar un AK-47”.

En entrevista, el político poblano dijo: “(Los alcaldes) nos hemos visto rebasados; al final del día nosotros somos la primera instancia del gobierno (pero) no tenemos los recursos ni los medios para tener la seguridad que ostenta un funcionario federal o estatal”.

Pérez Calderón afirmó que los presidentes municipales quieren prevenir más ataques en su contra, y para ello es indispensable que se analicen todas las opciones, incluido un seguro de vida, la portación de escolta y chalecos antibalas.

“De entrada, que nos brinden las facilidades en los gobiernos estatales, que nos den una seguridad. No a todos, porque no todos tienen estos problemas, pero sí que nos blinden con seguridad. Las recomendaciones que nos hacen es que no circulemos (en vehículo y a pie) muy noche.

“Y obviamente el chaleco, está muy bien, pero no va a parar un AK-47. Cuando te toca, te toca. Y es lo que tratamos de evitar: que hagan caso omiso de las denuncias de extorsión, de amenaza, porque al final del día somos seres humanos, (...) que somos padres o madres de familia, y que si quedamos desprotegidos. Alguna vez lo dije y causó revuelo: usted disculpe, mi más sentido pésame. Eso a la familia no le interesa. Queremos prevenir y no lamentar”, afirmó en entrevista con este cotidiano.

El alcalde poblano aseveró que de 43 presidentes municipales que fueron asesinados en los últimos 10 años, 21 eran del PRI-PVEM; 10 del PAN; nueve del PRD; uno de Movimiento Ciudadano y dos de usos y costumbres en Oaxaca