Ciudad de México. El secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, informó hoy que México llegó a un acuerdo con Estados Unidos para que sus autoridades aceleren el cruce de miles de migrantes haitianos y africanos que buscan refugio, quienes por ahora están varados en la frontera noroeste del país.

Al comparecer ante legisladores, el ministro del Interior expuso que actualmente hay 4.500 haitianos y africanos varados en las ciudades de Tijuana y Mexicali, estado de Baja California (noroeste), esperando ingresar a Estados Unidos por California.

Osorio Chong explicó que se acordó con Estados Unidos que su autoridad migratoria aumente el número diario de solicitudes de refugio de 35 a 110 como una de las medidas para solucionar la situación, que calificó de crisis para el estado de Baja California.

El funcionario federal dijo que el acuerdo se alcanzó durante la reciente visita al país del secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, Jeh Johnson, ocurrida el 11 de octubre.

"Hemos logrado un acuerdo con Estados Unidos y ya lo están recibiendo, de 35 que recibían logramos el acuerdo de que lleguen a 110. Lo reciben ellos para ver su tema de refugio", indicó Osorio Chong durante la comparecencia ante diputados de las comisiones Unidas de Gobernación y de Seguridad Pública.

En mayo pasado, comenzó a registrarse en México un aumento del flujo de migrantes haitianos y africanos provenientes de Sudamérica, en su mayoría de Brasil y Ecuador, donde habían residido desde años atrás.

El fenómeno provocó que albergues de las dos ciudades fronterizas se saturaran, por lo que actualmente un número no determinado de haitianos y africanos duerme en las calles, según han alertado los propios responsables de las casas de refugio y organizaciones civiles.

Osorio Chong abundó que además de personas originarias de Haití y de países de Africa, también se encuentran varados migrantes de Cuba en la frontera noroeste.

"De ellos, ninguno ha pedido aquí refugio, lo quieren pedir a Estados Unidos", abundó el secretario, quien recordó que la mayoría de los haitianos salió de su país tras el terremoto de 2010.

Ante la situación, el responsable de la política interna de México agregó que el país les amplió el permiso de estancia migratoria de 20 a 30 días para que puedan seguir su camino hacia Estados Unidos.

Osorio manifestó que en los últimos días el flujo ha disminuido; sin embargo, precisó que existe información que apunta a que en Brasil hay cerca de 50.000 haitianos que están pensando emprender la travesía hacia la frontera noroeste mexicana para llegar a Estados Unidos.

"Las circunstancias no están fáciles. Lo estamos atendiendo y creo que lo estamos atendiendo de la mejor manera con el gobierno de Estados Unidos, que es a donde quieren llegar", señaló el secretario.