México DF. Policías federales mexicanos detuvieron a un operador financiero del cártel de Los Zetas que estaría vinculado con el asesinato el mes pasado en México de un agente estadounidense, dijo el miércoles la Secretaría de Seguridad Pública.

Mario Jiménez Pérez, el "Mayito", fue arrestado en el central estado de San Luis Potosí, donde fueron atacados por hombres armados dos agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos cuando circulaban en una carretera el 15 de febrero.

Uno de los agentes murió y el otro resultó herido de bala en una pierna. El Ejército y la Marina arrestaron en la última semana de febrero a dos cabecillas de Los Zetas a quienes identificaron como presuntos responsables del ataque.

Jiménez fue arrestado junto con 16 supuestos delincuentes quienes presuntamente estaban encargados de brindar seguridad a los integrantes de ese cártel, dijo Seguridad Pública en un comunicado.

Junto con los tres principales sospechosos arrestados en México fueron detenidas unas 30 personas. Estados Unidos pidió la semana pasada a México la extradición de los sospechosos de asesinar al agente.

Recientemente fue arrestado en Estados Unidos un hombre de Texas que habría comprado una de las armas usadas en la agresión.

El tráfico de armas y drogas, además de la creciente violencia por parte de los cárteles en México, han sido una gran preocupación para ambos países. Más de 15,000 muertes en México fueron atribuidas al combate antidrogas el año pasado, el doble que en el 2009.

Más de 36,000 personas han muerto en México por la violencia del narcotráfico desde que el presidente Felipe Calderón asumió en diciembre del 2006 y lanzó operativos frontales contra los cárteles con militares y policías federales.

El Gobierno mexicano ha dicho que los operativos eran necesarios luego de que gobiernos anteriores dejaron crecer a las bandas criminales y que la violencia es producto de los enfrentamientos entre bandas rivales, en parte por reacomodos en los cárteles tras el arresto o muerte de capos.