Ciudad de México. La Comisión de Debates del IFE propondrá a los representantes de candidatos un debate de 150 minutos, con flexibilidad en los encuadres y micrófono abierto, así como la desaparición de los atriles.

Además, se sugiere que dos moderadores puedan cuestionar a los candidatos con “perfil periodístico” y en lugar de los atriles se colocaría una mesa poligonal para que los candidatos estén más cerca y puedan interactuar.

También se propone un cronómetro en la pantalla para que el televidente pueda ver en qué momentos concluye el tiempo de cada candidato y en este documento entregado a los partidos también se habla de que la producción del segundo debate podría estar a cargo de un medio público como TVUNAM, Canal 11 o los medios educativo y culturales.

Se plantea además que no participe ningún edecán, ni hombre ni mujer, a efecto de que la atención en de debate por parte de los televidentes se centre en los candidatos.