Excelsior.com.mx, Ciudad de México. Al hacer un balance de su gobierno y definir qué hace falta para el desarrollo de México, el presidente Felipe Calderón pidió a los mexicanos dar su respaldo, “en lo esencial”, a su sucesor Enrique Peña Nieto.

Agradeció a su familia con la voz entrecortada e intentando no llorar.

En Palacio Nacional, en el mensaje por su sexto y último Informe, el mandatario agradeció a sus colaboradores por construir un país que, señaló, le deja al próximo gobierno “una plataforma sólida en seguridad, economía y política social y ambiental que proyectará a México hacia un futuro más promisorio”.

Enseguida, respaldó a Peña Nieto. “Deseo éxito al presidente electo en su mandato y pido a los mexicanos que, por encima de cualquier diferencia, lo apoyemos en lo esencial, porque sé muy bien que un Presidente necesita la colaboración de todos para sacar a México adelante”.

Se pronunció por una democracia en la que no se cuestionen los resultados.

“Hoy en México la democracia es más fuerte que hace seis años. Pero no podemos darnos por satisfechos. ¿Qué hace falta? Hay que seguir perfeccionando las leyes electorales para garantizar un equilibrio entre libertad de expresión y equidad. Es indispensable lograr que los resultados de las elecciones se resuelvan por encima de todo duda para ciudadanos y contendientes. Sé que lograr mayores consensos y unanimidades no es sólo cuestión de normas porque, como dijo Carlos Castillo Peraza, para que haya democracia se requieren demócratas. Pero también es cierto que se pueden mejorar las leyes y las instituciones para poner fin a prácticas y conductas que afectan la calidad de los comicios. Esto es clave para garantizar procesos que generen la mayor consensos posibles”, expuso.

Y cerró así su mensaje de hora y media, interrumpido por aplausos en 27 ocasiones: “Mas allá de mis errores y limitaciones, he puesto toda mi voluntad y todo mi entendimiento en la construcción del bien común de los mexicanos. Me ha impulsado siempre un profundo amor a México”.

“Servir a la patria es el más grande honor que puede tener un mexicano. Termina ya esta tarea, pero no termina mi compromiso, como simple ciudadanos, seguiré sirviendo a la patria apasionadamente hasta el final de mis días. Agradecido del privilegio que me ha dado la vida de ser mexicano. Muchas gracias y que viva México.”

Frases y puntos más sobresalientes de su mensaje:

• Proteger a los mexicanos de la criminalidad ha sido para mi gobierno un imperativo legal, político y moral, un imperativo categórico.

• Los componentes de la estrategia integral de seguridad son combatir y someter a criminales, fortalecer instituciones y reconstruir el tejido social.

• A nuestra generación le tocó asumir los costos y riesgos de una transformación impostergable en política e instituciones de seguridad.

• México sorteó la peor crisis económica que hayan vivido las generaciones presentes en el mundo y nuestra economía está de pie.

• México lleva tres años de crecimiento continuo, una expansión de casi 16% desde la segunda mitad de 2009.

• Hoy, Pemex tiene una tasa de restitución de reservas probadas superior al 100% por primera vez.

• Una reforma estructural fue la extinción de Luz y Fuerza del Centro; le costaba a los mexicanos más de 42 mil millones de pesos en subsidios al año.

• Hace seis años México era el noveno exportador mundial de automóviles; este año es ya el cuarto, superando incluso a Estados Unidos.

• Un logro verdaderamente histórico, del que todos debemos sentirnos orgullosos, es la cobertura universal en salud. También se alcanzó la cobertura universal en primaria, por primera vez en la historia.

• Hoy, el número de jóvenes que puede ir a la universidad es ya de 33%.

• Con la Alianza por la Calidad, hoy las plazas de docente no se regalan ni se venden, se concursan para los maestros más aptos.

• Una de cada 5 viviendas que existen hoy en México se ha financiado en este sexenio.

• La capacidad de tratamiento de agua en el país se habrá elevado de 36%, en 2006, a 70%.

• La reforma sobre derechos humanos eleva a rango constitucional todos los derechos reconocidos por México en tratados internacionales.

• Con Estados Unidos se inició una etapa de cooperación. En seguridad se pasó de una era de “recriminaciones” a otra de corresponsabilidad.