México D.F. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México desmintió la versión entregada por la secretaría de la Defensa Nacional sobre la muerte de dos niños registrada el pasado 3 de abril, en Ciudad Mier, Tamaulipas.

En la oportunidad, la institución señaló que Martín y Bryan Almanza Salazar, de 9 y 5 años, murieron por un fuego cruzado.

Sin embargo la CNDH concluyó que la escena en la que murieron los dos niños fue alterada. La institución sostiene que, incluso, la camioneta de la familia fue baleada cuando sus ocupantes ya no estaban, en un aparente intento por cambiar la versión de los hechos.

Por ello la entidad recomendó a la Sedena y a la Procuraduría General de la República (PGR) que haga las acciones necesarias para esclarecer los hechos de reparar el daño a las víctimas del ataque con de armad de fuego y granadas, realizado por efectivos militares a 13 civiles

Por su parte, secretaría de la Defensa Nacional dijo que de acuerdo con la normatividad cuenta con 15 días hábiles para analizar los fundamentos de la recomendación, indicó El Universal.

En tanto, el ombudsman mexicano, Raúl Plascencia, señaló que las víctimas del ataque “no opusieron resistencia ni realizaron algún tipo de ataque a los elementos militares, lo que revela un uso arbitrario de la fuerza pública”

El titular de la CNDH explicó que ellos narraron que el padre de familia que conducía la camioneta avanzó hasta que los efectivos militares se lo indicaron, sin embargo, los uniformados comenzaron a dispararles, por lo que huyeron al monte, hasta encontrar una casa donde los auxiliaron.