Ciudad de México. La Cámara de Diputados quedará en su mayor parte representada por el PRI, seguida de PAN y el PRD.

Lo anterior, de acuerdo con el proyecto de asignación de diputados plurinominales, que se espera que hoy sea aprobado por el Consejo General del INE, del que sólo siete de los diez partidos contendientes en la pasada elección del 7 de junio tendrán representación.

Para el caso plurinominal, el PRI tendrá en la Cámara de diputados 48 legisladores de representación proporcional; el PAN queda con 53; PRD con 27; Morena ocuparía 21 lugares; Partido Verde, con 18; Movimiento Ciudadano tendría 15; Nueva Alianza con diez y Encuentro Social con ocho.

La conformación en San Lázaro para la próxima legislatura deja al PRI con 203 curules; al PAN con 108; en tanto el PRD obtiene 55; el Partido Verde tiene 47; Movimiento Regeneración Nacional (Morena) ocupa 35; Movimiento Ciudadano con 25; Nueva Alianza 11 y Encuentro Social ocho; PT con seis y un independiente. Queda aún pendiente que se defina el Distrito 1 en Aguascalientes tras haber sido anulada la elección.

Cabe señalar que con esta aprobación llegarían quienes firmaron el Pacto por México en 2012, es decir, del PRI llega César Camacho Quiroz —quien ya fue ratificado como coordinador de su bancada—; del PAN, Gustavo Madero Muñoz, exdirigente, y del PRD, Jesús Zambrano, también exlíder nacional del partido.

Además entraron Guadalupe Acosta Naranjo, Carmen Salinas, Jorge Carlos Ramírez Marín, Mariana Benítez Tiburcio.

En el predictamen se contemplan cuatro posiciones por asignar aunque quedan en el PAN, PVEM, Movimiento Ciudadano y Morena.

Es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el que tiene la última palabra para concluir el proceso de los comicios para las elecciones de diputados federales.

Asimismo, los partidos políticos podrán impugnar ante el máximo organismo electoral la resolución del Instituto Nacional Electoral por causas como la forma en la que se realizaron las asignaciones de diputaciones, así como conflictos internos, como representación proporcional o incumplimiento del principio de paridad de género.

El Partido del Trabajo (PT) y Humanista perderán el registro al no obtener la votación mínima necesaria y no están contemplados para tener representación en la próxima legislatura, según el anteproyecto del INE.

“Los partidos políticos nacionales del Trabajo y Humanista no obtuvieron, por lo menos, el tres por ciento de la votación válida emitida, para las listas regionales de las cinco circunscripciones plurinominales”, señala.