Excelsior.com.mx. Las 67 corporaciones municipales de Chihuahua están en profunda crisis, infiltradas por el crimen organizado, principalmente por los cárteles de la droga, y en algunos casos hasta se han detectado sicópatas, como en la policía de Ciudad Juárez, acusa la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH-CH).

En la mayoría, el principal problema es la corrupción, pues se acusa que están infiltradas por los cárteles y, en algunos casos, las bandas criminales son las que nombran al director de la policía y a los agentes preventivos.

En otros casos, como en Juárez y en la capital del estado, se han creado grupos internos que dominan las corporaciones, donde laboran verdaderos sicópatas, que han llegado a torturar y hasta matar a golpes a personas inocentes, acusados de ser sicarios.

Se autonombran cofradías y se reúnen semanalmente a repartirse las ganancias obtenidas ilícitamente por extorsiones, mordidas, asaltos y secuestros, donde aprovechan para organizarse y planear los actos delictivos que habrán de perpetrar en su tiempo libre.

Para la CEDH, el caso es sumamente grave y crítico, pues en todas las corporaciones municipales hay vicios que deben atenderse de manera inmediata.

José Luis Armendáriz González, presidente de la Comisión, explica lo que, desde su punto de vista, es el fondo del problema.

“Mientras no se legisle en materia electoral y se eliminen las aportaciones particulares a las campañas, sobre todo en los municipios pequeños, la situación no va a cambiar”, dijo.

Los datos hablan por sí mismos. Del primero de enero al 28 de noviembre de 2012 llegaron a esta Comisión 1.233 quejas contra las 67 corporaciones de igual número de municipios.

La que tiene más quejas y las más graves, con casos de policías que han asesinado a golpes a ciudadanos inocentes, es Ciudad Juárez, con 262 casos.

Le siguen la capital del estado, con 87 quejas; Cuauhtémoc, con nueve; Delicias, con seis, y llama la atención Parral, de mucho menor población, pero con diez quejas en total.

Así, este año se detuvo en esta capital a dos agentes recién egresados de la academia, quienes instalaban falsos retenes y asaltaban a ciudadanos.

De las 87 quejas ante la CEDH, la mayoría son por abuso de autoridad, robo, amenazas, tortura y lesiones.

José Luis Armendáriz, ombudsman estatal, recuerda un hecho que le tocó vivir: en 2007, al entrar como alcalde Carlos Borruel, durante el primer mes de su mandato no hubo ni una queja por abusos policiacos, pero luego retornaron a la normalidad. “¿Qué pasó?, es que los policías estaban midiendo si habría un cambio radical en la nueva administración, pero al ver que no cambiaba nada, los agentes siguieron con sus actividades ilícitas".

Un héroe asesinado. Un caso relevante, aunque no el único, se da en Ciudad Juárez, cuando un hombre, Ismael Fierro Chavira, de 26 años, puso a salvo a una mujer y a su hijo de una balacera en la zona centro.

Se detalla en el expediente GR-132/2011 que Ismael lavaba un coche en la calle, cuando se dio una persecución y balacera entre dos bandas delictivas; al chocar, unos bajan y los pistoleros huyen a pie.

Ismael corre a ponerse a salvo, pero se topa con una señora y un niño; le dice a la mujer que corra y le ayuda con el niño de brazos hasta ponerlos a salvo en la casa de una vecina.

Sin embargo, los policías municipales, pensando que era uno de los pistoleros, lo sacaron a golpes de la vivienda hasta dejarlo inconsciente, y lo subieron a la patrulla.

La queja ante Derechos Humanos fue puesta por la madre de Ismael, quien se enteró porque “me percaté por medio de las noticias locales que mi hijo era presentado ante la Fiscalía como supuesto sicario, lo cual niego rotundamente, porque mi hijo es ajeno a estos hechos y lo hacen ver como si perteneciera al grupo de los tres sicarios también arrestados", señaló.

“Observo que está extremadamente golpeado de su rostro y de su cuerpo, puesto que se notaba que no podía sostenerse en pie”, relató en el documento que dio origen a la recomendación 11/22, de las 262 que hay en contra de la policía municipal de esta ciudad.

La historia de Ismael llegó al clímax cuando fue presentado por la policía municipal, exhibido como sicario y salvajemente golpeado.

A los pocos días fue liberado por falta de pruebas, pero un mes después murió a consecuencia de la salvaje golpiza.

En documentos de la CEDH, con los folios 202 a 252 de 2012, se pueden leer quejas contra la policía municipal por lesiones, detención ilegal, tortura, amenazas, hostigamiento sexual, desaparición forzada, homicidio, allanamiento de morada, robo y un largo etcétera.

La Comisión detectó que, en el caso de Ciudad Juárez, los hechos son sistemáticos y se perfilan casos de sicópatas en la corporación preventiva.

“Caciques imponen a mandos”. En los 21 municipios de la sierra Tarahumara y otros de la zona rural, las corporaciones también están controladas por los cárteles de la droga, denunció Derechos Humanos estatal.

Para el ombudsman, José Luis Armendáriz, acusa que es muy común que caciques y narcotraficantes locales financien las campañas de los candidatos a alcaldes, pues al final les piden como pago que el comandante de la policía sea nombrado por ellos.

De negarse el alcalde, los criminales asesinan al primer comandante nombrado sin su consentimiento, hasta que se designe al suyo.

Recientemente en Guachochi, considerada la capital de la Tarahumara, se reveló un video donde agentes de la policía municipal disparan contra un civil y, en tropel, lo golpean.

Entre los agentes se ven civiles armados con AK-47.

Para los habitantes de la zona serrana y rural, esto es cosa común, pues “los policías pueden hacer lo que les venga en gana”, como dicen comentarios colgados a este video subido a internet.

¿Cuál certificación? El Sistema Nacional de Seguridad Pública reveló que Chihuahua es uno de los estados con mayor atraso en la certificación de las corporaciones policiacas.

Para el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos es urgente que el gobierno de César Duarte trabaje de manera urgente la situación, pues es crítico; en Ciudad Juárez, por ejemplo, la CEDH recibe casi una queja diaria contra la policía municipal. En toda la entidad suman 1.233 quejas contra los agentes.