Excelsior.com.mx, Saltillo. Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional lograron la captura en Guadalupe, Zacatecas, de Teófilo Rocha Villalobos, alias El Cochiloco, presunto jefe de plaza de la organización delictiva de Los Zetas en el municipio de Matamoros, Coahuila.

En un comunicado, la dependencia federal detalla que la detención se logró el pasado 31 de agosto luego de ejecutar una operación de precisión para debilitar de manera contundente la estructura operativa y logística de los grupos delincuenciales que operan en la entidad.

Junto con el presunto delincuente fue detenido su hijo Teófilo Rocha Marín, quien fungía como el encargado de su seguridad personal.

La labor de inteligencia realizada por los militares permitió conocer las actividades delictivas que efectuaba Rocha Villalobos en Matamoros, Coahuila, municipio enclavado en la Comarca Lagunera de Coahuila.

De acuerdo con el reporte especializado en organizaciones del narcotráfico se determinó que además de ser jefe de plaza, era el presunto encargado del trasiego y distribución de droga en la Región Lagunera.

Tras la información obtenida por el personal militar se logró localizar a estas dos personas en Guadalupe, Zacatecas. Asimismo, les fueron aseguradas dos armas largas, cargadores, cartuchos, un vehículo, equipo de cómputo y de comunicación.

Rocha Villalobos, al ser puesto a disposición de las autoridades ministeriales, manifestó que como resultado de las acciones realizadas por esta Secretaría en el marco de de la Operación Laguna Segura, su organización perdió el control de las actividades en la región lagunera, por lo que a principios del mes de marzo del presente año, Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, líder de la organización de Los Zetas, ordenó que retomaran el control del área, utilizando como principal factor la violencia y la intimidación de las autoridades y de la población civil, designando a Juan Vera Ovando, El Colmillo, para tal propósito.

De igual forma el detenido explicó que Vera Ovando lo convocó junto con otro individuo apodado Pinki para que lo apoyaran en su objetivo, motivo por el cual iniciaron una nueva escalada de violencia, siendo presuntos responsables de las ejecuciones, decapitaciones y secuestros que se suscitaron en últimas fechas en esa región.

Anterior a estos hechos, se presume que Rocha Villalobos protagonizó enfrentamientos armados en contra del cártel del Pacífico, siendo patente su presencia en mensajes colocados en mantas y personas decapitadas que aparecieron entre julio y octubre del año 2011, donde era señalado como probable responsable de las ejecuciones de integrantes del cártel del Pacífico.

El detenido manifestó que junto con Renato Patiño Martínez, El Comandante Borrado, detenido por esta Secretaría el pasado 20 de noviembre de 2011 y con un individuo que respondía al alias de El Gato, se encargaron de secuestrar y ejecutar a por lo menos seis militares, por negarse a colaborar con sus acciones criminales, informa el comunicado de la Defensa Nacional.

Los detenidos y lo asegurado fueron puestos a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, la SIEDO.