México DF. México, que el próximo mes presidirá el Consejo de Seguridad de la ONU, dijo este martes que Irán debe aclarar por completo cualquier duda sobre su programa nuclear, en medio de presiones de potencias mundiales para sancionar a Teherán.

El canciller iraní, Manouchehr Mottaki, se reunió esta semana con su colega mexicana, Patricia Espinosa, a quien explicó los detalles de un acuerdo para enviar al extranjero parte de su uranio bajamente enriquecido, cuyas negociaciones impulsaron Brasil y Turquía.

Espinosa dijo que el acuerdo, que revivió un plan de intercambio de combustible nuclear de Naciones Unidas destinado a mantener bajo control las actividades atómicas de Teherán, "es un esfuerzo que debe de reconocerse", pero alentó a Irán a que su programa nuclear sea absolutamente transparente.

"Nosotros le señalamos (al canciller Mottaki) la importancia de que Irán pueda ayudar a despejar todo tipo de dudas, aclarar al 100% las características de las actividades que incluye su programa nuclear", dijo la canciller mexicana en conferencia de prensa.

"En este sentido, esta posición es la posición que mantendremos (en el Consejo de Seguridad)", agregó.

Las cinco naciones con asiento permanente en el Consejo de Seguridad -Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia y China- expresaron sus dudas sobre el valor de la nueva oferta de Irán, ya que no comprende el grueso de su combustible almacenado.

Las cinco potencias coincidieron en un borrador que propone más sanciones a la república islámica por su programa nuclear y que podría discutirse en junio.

Teherán advirtió que abandonará el acuerdo si el Consejo de Seguridad de la ONU impone una nueva ronda de sanciones.

México es actualmente miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) y durante junio tendrá la presidencia rotativa del organismo.