Porque “en muchos casos las policías estatales son las que están infiltradas” por grupos de la delincuencia organizada, el PAN se opone en sus términos a la iniciativa planteada por el presidente Enrique Peña Nieto para que desaparezcan las instituciones policiacas municipales como una medida generalizada.

Desde la óptica del Partido Acción Nacional, expuesta por su presidente Ricardo Anaya, debe haber un esquema flexible en el que coexistan el mando único estatal y policías municipales que sean eficaces y que no estén infiltradas por el crimen organizado.

A juicio de Anaya Cortés, entrevistado por Adela Micha en “La Primera por Adela”, el desaparecer como regla generalizada a todas las policías municipales del país complicaría en el largo plazo la situación, porque no se estaría fortaleciendo al municipio.

Hizo pública la “preocupación” de su partido además ante la propuesta por la cual se faculta a la Federación para tomar el control de municipios sobre los que existan indicios de estar infiltrados también por el crimen organizado.

Explicó que en este caso debe haber un órgano que califique si se justifica dicha intervención federal para disolver a las autoridades municipales, porque de otro modo supone un riesgo de intervención autoritaria.