México D.F. A las palabras del presidente mexicano, Felipe Calderón, quien rechazó este lunes la polémica ley de inmigración de Arizona, se unió ahora una alerta de viaje emitida por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México para sus ciudadanos que tengan viajes programados o vivan a residan en Arizona.

El gobierno mexicano recomienda “actuar con prudencia y respetar el marco legal local”

Explica que la ley entregará en vigor 90 días después de que concluya el actual periodo de sesiones del Legislativo estatal, por lo que por el momento la normativa continúa sin cambios.

Sin embargo, la secretaría advierte que “como quedó en evidencia durante el proceso legislativo, existe un ambiente político adverso para las comunidades migrantes y para todos los visitantes mexicanos”.

El documento recuerda que “bajo la nueva ley, los extranjeros que no porten la documentación migratoria que se les haya emitido al entrar a Estados Unidos podrán ser arrestados y remitidos a centros de detención migratoria. Portar la documentación disponible desde ahora evitará posibles confrontaciones innecesarias”.

Al respecto añade que “mientras no se hayan definido criterios claros de cuándo, dónde y a quién revisarán las autoridades, se debe asumir que todo ciudadano mexicano podrá ser molestado y cuestionado sin mayor causa en cualquier momento”.

Asimismo, indica que “la nueva ley también hará ilegal contratar o ser contratado desde un vehículo detenido en la vía pública, sin importar la condición migratoria de las personas involucradas. Si bien estas normas tampoco están aún en vigor, es conveniente extremar precauciones”.

El gobierno de la nación sudamericana puntualiza que “los nacionales mexicanos que se encuentran en Estados Unidos, independientemente de su condición migratoria, cuentan con derechos humanos inalienables, así como con mecanismos de protección bajo el derecho internacional, las leyes federales estadounidenses y el propio derecho estatal de Arizona.”

La secretaría de RR.EE señala que los cinco consulados mexicanos en Arizona, que se ubican en Phoenix, Tucson, Yuma, Nogales, Douglas, “tienen entre sus funciones brindar asesoría jurídica a todos los mexicanos que consideren haber sido sujeto de algún abuso por parte de las autoridades. Organizaciones no gubernamentales también han anunciado su intención de apoyar a quienes lo necesiten”, dice.

Los mexicanos que requieran apoyo consular en Arizona cuentan con el número telefónico de protección sin costo -disponible las 24 horas, todos los días- que es el 1-877-63266785 (1-877-63CONSUL).