México D.F. El mayor partido opositor de México, el PRI, sigue como favorito para ganar las elecciones presidenciales del próximo año, lo que marcaría su regreso al poder tras dos gestiones consecutivas de la derecha, mostró este lunes una encuesta.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó por 71 años hasta el 2000, ganaría a pesar de acusaciones de autoritarismo del pasado, pero en medio de una violencia del narcotráfico sin precedentes que golpearía en las urnas al oficialista Partido Acción Nacional (PAN), según analistas.

Según el sondeo, realizado por la firma Buendía & Laredo y publicada por el diario El Universal, 33% de los consultados votarían por el PRI; 22% por el PAN; mientras que 24% dijo no saber aún o no contestó.

Así, el partido se mantiene favorito respecto de encuestas similares hechas por esta firma desde septiembre de 2009.

El izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), también opositor, figuró con 14% de intención de voto.

Los encuestados ven como el candidato más probable del PRI al popular gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, con al menos 40% de preferencias electorales, superando por un amplio margen a otros posibles aspirantes.

En el Estado de México, el más poblado del país, habrá elecciones este año para nuevo gobernador, que son vistas como un termómetro de lo que puede ocurrir en las presidenciales.

Pese a las diferencias ideológicas, el PAN y la izquierda están buscando un candidato común para esos comicios estatales, como hicieron el año pasado, cuando se aliaron en varios estados y le ganaron al PRI en tres de sus bastiones.

El PRI mantiene más de la mitad de los gobiernos estatales bajo su mandato y tiene mayoría relativa en la influyente Cámara de Diputados federal.

Según analistas, la lentitud de la economía para recuperarse de la grave recesión que sufrió en 2009 y la ola de violencia han golpeado al partido de gobierno y beneficiado al PRI.

Más de 34.000 personas han muerto en México desde que el presidente Felipe Calderón lanzó a fines de 2006 operativos frontales contra el narcotráfico. El apoyo inicial a los operativos ha mermado a medida que la violencia aumenta y civiles inocentes mueren, según algunas encuestas.

El sondeo se realizó desde el 28 de enero al 1 de febrero entre 1.000 personas, con un margen de error de 3,7 puntos porcentuales, según el diario.