Excelsior.com.mx, Ciudad de México. De primera impresión, el equipo de transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto, es bien recibido por la opinión pública pues, entre otras cosas, se le percibe plural y preparado. Espontáneamente pocos saben quiénes lo componen, aunque al mencionar los nombres de sus principales integrantes se recuerda principalmente a Rosario Robles y a Luis Videgaray.

Asimismo, se espera un proceso de entrega-recepción terso con un ánimo de colaboración de parte de la administración calderonista saliente, según se concluye de la encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior sobre este tema.

La presentación del equipo de Enrique Peña Nieto encargado de la transición gubernamental fue medianamente conocido (57%). Entre quienes tienen una opinión definida, la impresión que generó tiende a ser positiva (muy buena/buena, 34%). Un tercio no sabe qué opinar y una quinta parte lo juzga negativamente (gráfico 1).

1411

 

Estos colaboradores del Presidente electo (gráfico 2) tienden a dar la impresión de estar preparados para atender los problemas del país (50%), de ser inteligentes (listos, 48%) y de contar con experiencia para gobernar (40%). No se le ve ni muy priista ni copado de personas del Estado de México; por el contrario, se le percibe plural en cuanto a origen partidista (refleja variedad de corrientes políticas, 48%) y diverso en su procedencia regional (52%).

1412

 

La mayoría considera que lo escogió Peña Nieto bajo su propio criterio (49%) y no porque se lo hayan impuesto.

Sin embargo, la composición de este primer equipo del próximo mandatario presenta algunos asegunes. Las opiniones se dividen en términos de la confianza que genera (gráfico 3) y prevalece la creencia de que se trata principalmente de políticos tradicionales (52%) con predominio de hombres (47%).

1413

La amplia mayoría no sabe decir nombres de miembros del equipo de transición (76%), la minoría que recuerda espontáneamente a alguno menciona principalmente a Rosario Robles y, en segundo término a Luis Videgaray (gráfico 4).

 

1415

 

 

Al mencionar a los entrevistados los nombres de los principales integrantes del equipo de transición, la mayoría son bastante desconocidos. Sólo Rosario Robles es ampliamente identificada y, en menor medida, Luis Videgaray, cuenta con presencia algo relevante. Robles tiende a ser algo controvertida: si bien tiende a generar buena opinión (42%), una minoría significativa la tiene en mal concepto (29%). Videgaray recibe mejores calificaciones.

Tras saber de estos nombramientos (gráfico 6), existe inclinación a estar de acuerdo con ellos (43%). Sólo 26% expresa desacuerdo total o parcial.

Se espera un cambio de administración terso. Se vislumbra tranquilidad y armonía en el proceso de entrega-recepción entre la administración de Calderón y la de Peña Nieto (64%), con una actitud de colaboración del gobierno todavía en funciones (82%). También tiende a predominar, aunque en menor medida, la creencia de que se dará toda la información al nuevo gobierno (52%) y le entregarán cuentas claras (54%).