México. El portavoz de la Presidencia de México, Eduardo Sánchez, afirmó este miércoles que su gobierno "colaborará" en la normalización de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, rotas desde 1962, una vez conozca "la agenda" de acciones que permitirán hacer realidad ese objetivo.

Un día después de que el presidente Enrique Peña Nieto felicitara al mandatario de Barack Obama por la decisión "audaz" de restablecer la relación con Cuba y asegurara que México "será un incansable promotor de la buena vecindad" entre EE.UU. y la isla caribeña, Sánchez ahondó en una entrevista con Efe en la postura mexicana.

Durante su visita de este martes a la Casa Blanca, "el presidente Peña Nieto se pronunció al respecto de poder colaborar" para ese fin, recordó el portavoz presidencial, que al referirse a la forma de hacerlo agregó que "habría que evaluarlo".

Según Sánchez "habría que conocer cuáles son los canales y los temas de comunicación entre Estados Unidos y Cuba, pero desde luego que ese trabajo se va a hacer una vez que los países que están involucrados en esa relación determinen su agenda".

Respecto a una eventual mediación de funcionarios mexicanos o la posibilidad de que México proporcione una sede para las conversaciones, aclaró que "hasta este momento" no es de su "conocimiento" el contenido del proceso que va a abrirse entre ambas naciones.

Tras reunirse con Peña Nieto en Washington Obama sostuvo el martes que en la Cumbre de las Américas de abril en Panamá, a la que prevé asistir, insistirá en la defensa de los derechos humanos y la democracia en todo el continente, incluida Cuba.

A esa cumbre ha sido invitada Cuba y Obama, según ha dicho él mismo, quiere aprovechar la cita para poner "el acento" en la defensa de la democracia, los derechos humanos y la libertad política.

Obama volvió a defender su decisión, anunciada en diciembre, de iniciar una política "más constructiva" hacia Cuba con un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas bilaterales.

El Departamento de Estado reveló el martes que el gobierno de Cuba ha liberado ya a "algunos" de los 53 prisioneros políticos que se comprometió a poner en libertad en el marco del acuerdo que permitió la entrega de tres espías cubanos del grupo de "Los Cinco" presos en Estados Unidos.