Ciudad de México. Después de tres meses de campañas proselitistas, donde los cuatro candidatos a la Presidencia de la República recorrieron el país, mañana jueves quedará prohibido todo acto en favor o en contra de cualquier candidato.

Esta medida se debe a que, por ley, se abre un periodo de tres días para reflexionar el voto.

La veda incluye a los partidos políticos, aspirantes, medios de comunicación y ciudadanos, de acuerdo con los consejeros del Instituto Federal Electoral.

Enrique Peña Nieto (PRI y PVEM), Andrés Manuel López Obrador (PRD, PT y MC), Josefina Vázquez Mota (PAN) y Gabriel Quadri (Panal) no podrán realizar actos públicos, deberán evitar las entrevistas en medios de comunicación y esperar el resultado de la elección.

Luego de las reformas a la ley electoral, ésta fue la primera vez que las campañas a la Presidencia duraron 90 días, así como 60 días para los aspirantes a diputados y senadores.

Enrique Peña Nieto (PRI y PVEM), Andrés Manuel López Obrador (PRD, PT y MC), Josefina Vázquez Mota (PAN) y Gabriel Quadri (Panal) no podrán realizar actos públicos, deberán evitar las entrevistas en medios de comunicación y esperar el resultado de la elección.

Inicia etapa de reflexión de cara a la cita decisiva. Después de 90 días de recorrer el país para exponer sus propuestas en busca de votos, los aspirantes a la Presidencia de la República pondrán hoy punto final a sus campañas, y a partir de mañana quedará prohibido todo acto proselitista no sólo a los propios candidatos, sino a partidos políticos y, según una interpretación de consejeros del IFE, también a los ciudadanos.

Esto significa que a partir del primer minuto de este jueves quedan prohibidas las marchas, mítines y actos masivos que tengan como fin promocionar a un candidato o difundir sus propuestas, así como organizar este tipo de actos en contra de uno de los aspirantes.

Asimismo, Josefina Vázquez Mota, candidata presidencial del PAN; Enrique Peña Nieto, de la coalición Compromiso por México; Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Movimiento Progresista, y Gabriel Quadri del Panal, no podrán realizar actos públicos, deberán evitar las entrevistas en medios de comunicación y esperar el resultado de la elección.

Luego de las reformas a la ley electoral, ésta fue la primera vez que las campañas a la Presidencia duraron únicamente 90 días, así como 60 días para los aspirantes a diputados y senadores.

La ley indica también que se abre un periodo de tres días para permitir la reflexión del ciudadano sobre el voto que emitirá, en este caso el domingo próximo.

Las campañas presidenciales iniciaron el pasado 30 de marzo, después que el Consejo General del IFE aprobó el registro de candidaturas de los contendientes.

Durante este proceso se presentó el mayor número de candidaturas ciudadanas a la Presidencia, al llegar a 57, mismas que fueron negadas y resueltas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, confirmando la decisión del IFE.

Los que se quedaron con ganas de recorrer el país en campaña fueron, entre otros, Manuel J. Clouthier, Rafael Acosta Juanito y José Luis González Meza, un tamaulipeco que lanzó un zapato a la mesa del Consejo General del IFE el día que negó el registro de candidaturas independientes.

Entre debates y #YoSoy132. Para gastos de campaña los partidos políticos recibieron mil 680 millones 560 mil 420 pesos: 537.2 millones para el PRI, 424.7 para el PAN, 225.7 millones para el PRD, 156.5 millones para el Verde, 118 millones para el PT, 115 millones de pesos para el Panal y 103 millones para Movimiento Ciudadano.

Los topes de campaña fueron de 336.1 millones para cada uno de los candidatos presidenciales y de un millón 120 mil pesos para los aspirantes al Congreso.

Al inicio de las campañas dominaron los spots con propuestas, pero poco a poco fueron subiendo de tono, lo que dio origen a una guerra de quejas ante la autoridad electoral.

El proceso electoral incluyó dos debates entre los candidatos presidenciales: el 6 de mayo en el World Trade Center del Distrito Federal y el 10 de junio en la Expo-Guadalajara, en Jalisco.

Al primer encuentro lo marcó la vestimenta de una edecán y la decisión de una televisora de no sumarse a la transmisión.

Durante esta campaña nació el movimiento de jóvenes #YoSoy132, luego de que Peña Nieto no fue bien recibido por estudiantes de la Universidad Iberoamericana.

Posteriormente, el movimiento estudiantil exigió de la democratización de los medios e incluso organizó un debate entre los aspirantes a Los Pinos, al que Peña Nieto no asistió.

Por primera vez, también, el IFE realizó visitas in situ para fiscalizar las campañas. En esos recorridos fue verificado hasta lo gastado en botellas de agua, banderines, gorras y camisetas.

Además, el PRD impugnó dos veces la decisión del Instituto Federal Electoral de realizar un conteo rápido para dar tendencias la noche del primero de julio.

UNAM garantiza un PREP confiable. En el informe que entregó al Instituto Federal Electoral (IFE), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) asegura que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) que será utilizado el próximo domingo “está libre de todo algoritmo que pueda distorsionar los datos capturados en los Cedat (Centros de Acopio y Transmisión de Datos)”.

En el informe se menciona que fue realizada la auditoría a cada una de las líneas del software de ese mecanismo, que se hicieron recomendaciones jerarquizadas y que las más críticas fueron subsanadas por el IFE.

El rector de la UNAM, José Narro, afirmó ante ello que se puede confiar en el proceso electoral de este 1 de julio y que lo único que falta es que la ciudadanía participe.

“México necesita más certidumbre y la UNAM puede decir que, con la participación de las áreas técnicas y con el apoyo de los funcionarios del IFE, se ha hecho la auditoría, las observaciones y México tiene un PREP más confiable.”

Narro recalcó que “en esta auditoría no se detectó absolutamente ningún algoritmo, ninguna posibilidad de un mecanismo informático, cibernético o electrónico que modificara la voluntad expresada en las urnas, la voluntad reflejada en las actas, ninguna, absolutamente ninguna”.

“Mientras no se demuestre la existencia de ningún mecanismo de ese tipo todo queda simplemente dentro de la imaginación, dentro de la posibilidad, incluso, y en este caso concreto, reitero, la auditoría realizada no encontró ninguna forma de manipular, de transformar, de cambiar ese resultado”, agregó.

En las conclusiones del informe entregado al IFE se indica que “el software es funcionalmente apropiado para cumplir con lo establecido en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y brinda la funcionalidad necesaria para realizar la captura, el registro y la publicación de los datos y de la imagen digitalizada de las actas de escrutinio y cómputo”.

También precisa que el sistema PREP 2012 auditado está libre de todo algoritmo que pueda distorsionar los datos capturados en los Cedat.

A su vez, el IFE informó que mediante la auditoría al software practicadas por la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de la UNAM “se realizó la revisión del código fuente del sistema del PREP 2012, que incluyó la inspección de más de 260 mil líneas de código, es decir, de las instrucciones que las computadoras deberán seguir para capturar, agrupar y hacer públicos los resultados preliminares que se registrarán en los 300 centros de acopio y transmisión de datos ubicados en los consejos distritales del país”.

El consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés, aclaró en tanto que ayer fueron entregadas dos auditorías: la del software del PREP y otra para verificar todo el equipo electrónico con el que se correrá el programa.

Queda una tercera auditoría, dijo, el día de los comicios, cuando la propia UNAM “va a hacer la verificación del funcionamiento del programa y del equipo que estará trabajando”.

El PREP se iniciará a las 20:00 horas del 1 de julio y cerrará a las ocho de la noche del día siguiente.

En tanto, René Miranda, coordinador general de la Unidad de Servicios de Informática del IFE, adelantó que a partir del “lunes 2 de julio, el día inmediato a la elección, la ciudadanía podrá consultar la totalidad de las actas de escrutinio, para comprobar que la fuente, el documento, da origen a esos resultados”.

Esta medida, enfatizó en entrevista con Martín Espinosa para Grupo Imagen Multimedia, ayudará a disipar cualquier duda de “que a través de los mecanismos del PREP se pudiese alterar alguna cifra”.