México DF. Además de transformarse en un obstáculo para el crecimiento económico y ser uno de los factores que contribuye al incremento de la pobreza, la inseguridad y la delincuencia representan un costo superior al 15% del producto interno bruto (PIB) de México.

Así lo señaló un informe del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp), que indicó que anualmente se destinan millonarios recursos para prevenir y combatir los efectos de la inseguridad, que podrían dirigirse a financiar actividades productivas.

"El ambiente de inseguridad que se vive en el país propicia que tanto la sociedad como el gobierno tengan que asumir una serie de costos asociados a esta problemática, pero los análisis que intentan estimar estos costos generalmente subestiman los cálculos”, añadió, según consigna El Universal

Según el Ceesp, para calcular el impacto económico de la inseguridad sólo se analizan los costos asociados directamente con los delitos. Sin embargo, se omiten los recursos que se destinan para protección o los que asumen una vez que fueron víctimas de la inseguridad.

El organismo dijo que el crimen y la violencia generan un deterioro en la infraestructura, la pérdida de capital humano y la desviación de recursos necesarios para actividades prioritarias como educación y salud hacia el combate a la delincuencia, entre otros.

En ese contexto, el centro de estudios advirtió que ha aumentado peligrosamente el riesgo de que México ingrese en un círculo vicioso, donde el aumento de la desigualdad y pobreza generará mayor criminalidad.