México DF. México extraditó a Estados Unidos a un integrante de la banda criminal "Barrio Azteca" acusado de participar en el asesinato el año pasado de tres personas ligadas al consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, dijeron autoridades mexicanas.

Joel Abraham Caudillo fue entregado por elementos de la Policía Federal Ministerial de México el 20 de diciembre a agentes del FBI en el aeropuerto de la ciudad mexicana de Veracruz, dijo el lunes en un comunicado la Procuraduría General de la República (PGR).

La empleada del consulado estadounidense Leslie Ann Enríquez Canton y su esposo estadounidense Arthur Redelfs murieron acribillados el 13 de marzo del 2010, cuando abandonaban un evento promocionado por el consulado estadounidense, cerca de la frontera con El Paso, Texas.

Los sospechosos también fueron acusados de matar al mexicano Jorge Salcido Ceniceros, casado con una empleada del consulado, aproximadamente al mismo tiempo en otra parte de la ciudad tras abandonar el mismo evento.

Las investigaciones dejaron al descubierto que Caudillo destruyó uno de los vehículos empleados durante los crímenes, dijo la fiscalía general.

El motivo de los asesinatos es desconocido, pero podría ser un caso de confusión de identidad.

En agosto México envió a Estados Unidos a Miguel Angel Nevárez, el primero en ser extraditado de una decena de integrantes de la pandilla "Barrio Azteca" acusados de participar en los asesinatos.

Ciudad Juárez es la urbe más azotada por la violencia en México, mientras las bandas rivales se enfrentan por el control del mercado y las rutas de la ciudad, un punto clave para el ingreso de drogas a Estados Unidos.

Más de 45.000 personas han muerto por la violencia ligada a los cárteles de las drogas desde que el presidente Felipe Calderón lanzó una abierta ofensiva contra narcotraficantes a finales del 2006.

La mayor parte de las víctimas murieron en enfrentamientos entre sicarios de los cárteles que luchan por las rutas de las drogas que introducen a Estados Unidos, pero que en los últimos años también se han dedicado a secuestros, extorsiones y tráfico de personas.