México DF. México extraditó este viernes a Estados Unidos a uno de los jefes del otrora poderoso cártel de Los Arellano, que actualmente se encuentra debilitado por el arresto o muerte de otros de sus líderes incluyendo algunos hermanos del capo, dijo la fiscalía general.

Benjamín Arellano Félix es requerido por una corte federal en California por delitos contra la salud, asociación delictuosa, lavado de dinero y delincuencia organizada, dijo la Procuraduría General de la República (PGR) en un comunicado.

Arellano, quien fue arrestado por el Ejército mexicano en marzo del 2002, lideró junto con sus hermanos el cártel que controló entre las décadas de 1980 y 1990 el flujo de cocaína y marihuana que entraba a Estados Unidos desde las ciudades fronterizas de Tijuana y Mexicali.

Según la fiscalía, Arellano, que fue entregado el viernes a agentes estadounidenses en un aeropuerto del Estado de México, vecino a la capital, fue considerado como el cerebro operativo y financiero de la organización criminal.

Actualmente otros cárteles, como el de Sinaloa y el Golfo, son los que participan en cruentos enfrentamientos para dominar las rutas de las drogas hacia Estados Unidos.

La violencia ligada con el narcotráfico ha dejado unos 37.000 muertos desde que el gobierno lanzó en diciembre del 2006 operativos militares contra los violentos cárteles.