Washington. Un hombre acusado de pertenecer a un cártel de droga mexicano fue extraditado a Estados Unidos desde México para enfrentar cargos por su supuesto rol en el asesinato e intento de asesinato en febrero de agentes de inmigración estadounidenses, dijo el miércoles el Departamento de Justicia.

El sospechoso, Julián Zapata Espinoza, hizo una aparición inicial en una corte federal en Washington D.C., agregó. Le ordenaron quedar detenido sin fianza y su próxima presentación ante el tribunal fue fijada para el 25 de enero.

Ha sido acusado por su supuesta participación en el tiroteo del 15 de febrero en México que provocó la muerte del agente de Inmigración y Aduanas Jaime Zapata y heridas a su compañero Víctor Avila.

Los agentes estaban conduciendo un vehículo blindado en una carretera hacia Ciudad de México desde San Luis Potosí cuando fueron emboscados a plena luz del día por supuestos miembros de un cártel de drogas.

Zapata Espinoza, también conocido como "El Piolín", fue capturado en México junto con otros supuestos miembros del cártel de drogas de los Zetas poco después del tiroteo.

El Departamento de Justicia estadounidense dijo que un gran jurado federal en Washingon devolvió en abril una acusación de cuatro delitos en su contra que incluían cargos de asesinato, intento de asesinato y violaciones con armas de fuego.

El acusado llegó a Estados Unidos el martes por la noche, dijo una portavoz del Departamento de Justicia. Podría enfrentar la pena máxima de cadena perpetua si fuera condenado.

La acusación y la extradición "reflejan los vigorosos y decididos esfuerzos del Departamento de Justicia de buscar justicia para los agentes Zapata y Avila. Continuaremos trabajando de cerca con nuestros pares del orden público en México para que los criminales violentos rindan cuentas", dijo el fiscal general adjunto Lanny Breuer.