Familiares de los desaparecidos entre el 9 y 14 de mayo pasado dieron un plazo de 48 horas al gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez para que les entregue con vida, a las personas que fueron sustraídas por presuntos autodefensas, ya que de lo contrario tomarán "justicia por su propia mano".

El gobernador se reunió con los familiares de los desaparecidos, en el seminario católico de Chilapa, donde recibió el ultimátum y los reclamos por la tardanza para acudir a conocer la situación de los desaparecidos, y lo acusaron de haber negociado con los policías comunitarios, quienes, dicen, forman parte del grupo Los Ardillos.

Los primeros días de mayo un grupo de al menos 300 hombres armados, irrumpieron en la cabecera municipal de Chilapa, Guerrero y sustrajeron alrededor de 16 personas de sus hogares por hombres embozados, armados con pistolas, escopetas y hasta rifles de asalto.

Los familiares de los desaparecidos solicitaron que se investiguen las omisiones en que incurrieron elementos de la Gendarmería Nacional y de la Fuerza Estatal (FE), pues aseguraron durante la reunión que muchos de los "levantones" se realizaron frente a los puntos en que estaban las fuerzas del orden y sin embargo no hicieron nada para evitarlo.

Ortega Martínez reconoció que en la región que comprende Chilapa, Ahucuotzingo, José Joaquín de Herrera, Tixtla, y Quechultenando, el gobierno ha sido rebasado por "Los Ardillos y Los Rojos" e invitó a los pobladores a actuar en coordinación con el ejecutivo estatal para terminar con esta situación que vive el estado.

[[wysiwyg_imageupload:5799:]]

Rogelio Ortega Martínez les propuso dos puntos para avanzar en la búsqueda de los desaparecidos. Primero, conformar una comisión en la que participen el gobierno y la sociedad civily despuésar "citar a las autoridades (comisarios) a través de la Fiscalía General del Estado a una reunión de carácter bilateral”.

Las partes acordaron reunirse 48 horas después en Chilapa, el mismo plazo que otorgaron los familiares de los desaparecidos para que el gobierno estatal entregue respuestas sobre los familiares que fueron sustraídos.