Ciudad de México. Excelsior.com.mex. Gobernadores y diputados priistas integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) exigieron al gobierno federal recursos extraordinarios y que se pongan a trabajar para abatir la emergencia de la sequía, pues lo peor está por venir y no basta la buena voluntad del presidente Felipe Calderón para detener la hambruna y la muerte de ganado.

Aplaudieron la preocupación del ejecutivo federal, pero si los funcionarios de primer, segundo y tercer no cumplen con su trabajo y no eliminan las burocracias, aumentará la tragedia por este problema para el que los estados no están preparados para manejar.

A un mes de que inicien las campañas electorales, los gobernadores y diputados federales de la comisión del agua de la Conago insistieron en que se asignen recursos adicionales para atender la sequía que será mas cruda en los próximos meses, porque el presupuesto estatal es insuficiente.

Reclamaron al director de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo, hacer tangible el abastecimiento de agua potable y que se deje a un lado la burocracia porque la ayuda llega lenta y dispersa.