Excelsior.com.mx. Los edificios públicos de Tamaulipas serán reforzados en su seguridad exterior como consecuencia de las constantes explosiones de granadas y coches bomba en infraestructura gubernamental.

Edificios que albergan a las autoridades tamaulipecas, como el Palacio de Gobierno, el Congreso del Estado, la Procuraduría General de Justicia del Estado, la policía ministerial, el Supremo Tribunal de Justicia del Estado y las presidencias municipales han determinado evitar el estacionamiento de unidades en los alrededores para extremar las medidas de prevención contra atentados.

Luego de diversos atentados suscitados en edificios de gobierno, las instancias coincidieron en la necesidad de mantener una vigilancia en el entorno de la infraestructura gubernamental.

Casos como el Congreso del Estado, que desde hace un par de días comenzó la instalación de una barda perimetral y la implementación de personal de seguridad que controla el acceso para evitar situaciones de riesgos.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Poder Judicial en la entidad, Gustavo Torres Salinas consideró necesario adoptar medidas adecuadas para controlar las entradas y salidas al edificio, por ello decidieron edificar la barda perimetral.

La PGJE, en voz de su titular el procurador Bolívar Hernández Garza, confirmó que tras los atentados perpetrados en la policía Ministerial de Tamaulipas, donde han explotado una diversa cantidad de granadas, así como la colocación de coche bomba que afortunadamente no detonó, habrán de extremar la vigilancia externa.

En el proyecto impulsado por la procuraduría se contempla la instalación de videocámaras, además de atalayas para mantener una mayor seguridad.

En el Poder Judicial, el magistrado presidente del Poder Judicial, Alejandro Etienne Llano, coincidió en la necesidad de reforzar la infraestructura judicial y dijo, que en el caso de STJE se instalaron medidas de control en los accesos para evitar posibles atentados de inseguridad.

Estos son sólo algunos casos, ya que en las instalaciones municipales, como es la Presidencia Municipal de Ciudad Victoria, la policía Preventiva Municipal y la Dirección de Tránsito, entidades que han sufrido en cada edificio la detonación de al menos una bomba o coche bomba en el caso de los preventivos locales.

Ante esa situación, las edificaciones en los próximos meses habrán de observarse con bardas perimetrales, videocámaras de vigilancia, personal de seguridad controlando accesos a las instalaciones entre otras medidas internas.