Excelsior.com.mx. En respuesta a una solicitud de información de un particular, la Procuraduría General de la República (PGR) reportó que en los dos sexenios anteriores, durante los años 2000 a 2012, las autoridades de entonces gastaron 178.261.493 pesos (unos US$14,7 millones), para cubrir gastos relacionados con la protección de “testigos colaboradores”, también llamados testigos protegidos.

Sin embargo, el Pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) instruyó a la dependencia a buscar y proporcionar esa información desglosada por costos de manutención, transporte, vivienda, compensación u otros, tal y como le fue requerida por el solicitante.

Respecto del periodo comprendido entre el año 2000 y diciembre de 2012, un ciudadano pidió conocer el número de testigos protegidos, a qué grupos delictivos pertenecía cada uno, apoyo y pago que les brindaba la PGR para delatar a otros delincuentes y cuáles son las causas para dejar de pertenecer a esta figura jurídica.

En respuesta, la PGR, a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) proporcionó la relación de los testigos por año y por gasto, de 2000 a 2012.

Hace una semana, el IFAI informó que durante el sexenio de Felipe Calderón se utilizaron a 379 testigos protegidos para obtener información sobre narcotraficantes y otros delincuentes.

De acuerdo con los datos aportados este domingo, en los dos pasados sexenios, el número de testigos protegidos ascienden a 614, es decir 379 con Calderón Hinojosa y 379 con Vicente Fox.

De este modo, indicó que las anteriores autoridades registraron en 2000 a 27 testigos colaboradores y/o protegidos; en 2001, 35; en 2002, 42; en 2003, 39; en 2004, 44; en 2005, 48; en 2006, 43; en 2007, 50; en 2008, 57; en 2009, 61; en 2010, 43; en 2011, 60, y en 2012, a 65.

Asimismo, puso a disposición del particular la relación del gasto ejercido por años: 2000, 2.397.627 pesos; 2001, 5.823.927 pesos; 2002, 13.370.525 pesos; 2003, 13.235.068 pesos; 2004, 13.834.073 pesos; 2005, 14.564.594 pesos; 2006, 13.702.688 pesos; 2007, 10.913.904 pesos; 2008, 15.123.153 pesos; 2009, 20.197.167 pesos; 2010, 14.825.320 pesos; 2011, 18.105.351 pesos, y 2012, 22.169.096 pesos.

Por lo que se refiere a los requisitos que debe cumplir la persona que decide acogerse a la figura de testigo protegido, la PGR indicó que éstos se encuentran establecidos en el artículo 35 de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada (LFCDO), pero dijo no contar con el resto de lo solicitado.

El particular presentó un recurso de revisión ante el IFAI, turnado a la comisionada Sigrid Arzt, en el que se inconformó por recibir información que para él es incompleta.

En alegatos, la PGR precisó que no lleva un control o estadística con ese tipo de indicadores. Apuntó que de existir, serían datos inmersos en averiguaciones previas y, por ende, se trata de información reservada y confidencial, de acuerdo con los artículos 13, fracción V, y 14 fracciones I y III, de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental (LFTAIPG), por lo que podría permanecer bajo ese carácter por un periodo de 12 años.