A pesar de que México cuenta con un bajo nivel de riesgo de casos de ébola, según criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las autoridades sanitarias locales aplican los protocolos de actuación necesarios para estar preparados.

De acuerdo con fuentes consultadas por Xinhua, hasta el momento no existe ningún caso sospechoso de ese mal en territorio mexicano, pero ya se llevan acciones preventivas para atender, si llegara a detectarse, a alguna persona infectada por ese virus.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría (ministerio) de Salud (SSA), Pablo Kuri Morales, dijo que, ante la inexistencia de casos de ébola en México, no hay necesidad de declarar una emergencia.

En entrevista con Xinhua, el funcionario del gobierno federal detalló que si un caso se detectara en alguno de los 32 estados del país, la SSA cuenta con personal capacitado e instalaciones adecuadas en seis hospitales en igual número de entidades para ese fin.

Desde el pasado 1 de agosto, las autoridades sanitarias y de Relaciones Exteriores (SRE) han emitido avisos para los mexicanos que por alguna razón viajan o radican en los países de Africa occidental en donde se ha presentado ébola, principalmente en Guinea, Liberia, Sierra Leona, y en menor medida Nigeria.

Al respecto, Kuri Morales precisó que "si no hay asociación epidemiológica, es decir, si no vienen de esos países, no es un caso sospechoso, no va a ser ébola".

La OMS decretó en agosto pasado una emergencia de salud pública de "alcance mundial", e instó a la comunidad internacional a movilizarse contra la epidemia de ébola en el oeste de Africa.

El comité de urgencias de ese organismo mundial, que se reunió en Ginebra, Suiza, "consideró de forma unánime que se dan las condiciones" para declarar esa emergencia ante esa enfermedad que ha causado más de 4.500 muertes en todo el mundo.

"Tenemos información para quienes llegan del extranjero, donde se les dice que si estuvieron en esos países, y si después de 21 días tienen los síntomas, los reporten de inmediato", dijo el subsecretario mexicano de la SSA.

Si vienen con los síntomas, se les pide de inmediato en el punto donde estén, en el aeropuerto o puerto de entrada, que lo notifiquen para que se haga el protocolo, abundó.

"Hay una definición muy precisa para ser caso sospechoso: tienen que venir de Liberia, de Nigeria o de Sierra Leona. Africa más fiebre no es igual a ébola, hay muchos tipos de fiebre", precisó.

También aseveró: "No tenemos que estigmatizar a todos los africanos, ni mucho menos a esos países, porque para contagiarse hay que tener contacto con las secreciones y fluidos de una persona que ya tenga los síntomas".

México capacita equipos de respuesta inmediata. Kuri Morales informó que hay un equipo de 100 médicos capacitados, compuesto por infectólogos, epidemiólogos, especialistas en terapia intensiva y enfermeras especializadas del Instituto Nacional de Nutrición (INN), que están siendo entrenados y capacitados permanentemente, y que irán a los sitios donde se haya hecho el reporte de casos efectivamente sospechosos de ébola.

Todos los casos que llegaran a presentarse se concentrarían en el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), en el sur de la Ciudad de México, adonde el paciente deberá ser trasladado vía terrestre o aérea.

"Nadie va a tratar a estos pacientes que no estén previamente capacitados y que tenga el equipo de protección adecuado. Hemos aprendido por lo que ocurrió en España y en Estados Unidos, que si no se siguen estricamente los protocolos de utilización de los trajes y demás, tenemos ese problema de contagios", precisó.

Recomiendan estar atentos a los síntomas. Los síntomas a los que los ciudadanos que hayan viajado a países con ébola deben estar atentos son: fiebre súbita de inicio de más de 38,6 grados Celsius, astenia o fatiga crónica, vómito y anorexia, o sea falta de apetito, explicó el experto Jesús Fonseca.

En entrevista con Xinhua, el bacteriólogo del INR explicó que otras manifestaciones físicas del enfermo de ébola son: hemorragias, dolores de cabeza, musculares y de garganta, diarreas y erupciones en la piel.

"Un portador del virus no es un foco de contagio, sino hasta que ha desarrollado los síntomas. Y el periodo de incubación, es decir, desde el momento en el que el virus entra hasta que se desarrollan los síntomas, es de dos a 21 días. En este periodo no se transmite la enfermedad", acotó.

Para contagiarse, es necesario haber tenido un contacto directo con secreciones, fluidos (vómito, diarrea, sangre, saliva, orina, semen), y mucosas orales, ojos, la nariz, y pudiera darse el caso de la piel, siempre y cuando haya una lesión de piel que permita la entrada del virus, dijo Fonseca.

Blindan a México ante posible entrada del ébola. La Secretaría (ministerio) de Relaciones Exteriores (SRE), en colaboración con la SSA, blindaron al país de la posible entrada del virus del ébola, al enviar el protocolo de actuación a unos 90 connacionales que se han registrado en un sistema de la Cancillería mexicana y que viven o transitan por alguna razón en los países del oeste africano.

La directora de Protección a Mexicanos en el Exterior de la SRE, Reyna Torres, declaró el viernes que "una de las alertas que estamos transmitiendo es de mandar un mensaje a todos los mexicanos que tenemos registrados, diciéndoles que si tienen pensado regresar a México tomen ciertas medidas, y que independientemente de que tengan síntomas o no, se reporten con las autoridades de la SSA desde el primer momento".

Datos del Sistema de Registro para Mexicanos en el Exterior (Sirme) establecen que el número de mexicanos que se encuentran en las naciones más afectadas por ese virus es de entre 75 y 90 personas.