La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que México se incorporó este sábado a la Organización Internacional de la Francofonía (OIF) en calidad de Estado Observador.

En un comunicado, la cancillería mexicana señaló que los esfuerzos de la OIF se materializan en proyectos de cooperación específicos como programas de apoyo al desarrollo económico, planes de construcción y consolidación democrática e iniciativas de intercambio educativo y cultural.

Por lo anterior, se aceptó la invitación hecha por el presidente francés, Francois Hollande, durante su visita de Estado a México, en abril de este año, para formar parte de esta organización.

La OIF es un espacio privilegiado para promover el diálogo y la cooperación entre sus 79 afiliados (54 miembros, 22 observadores y 3 asociados).

"Congruente con el objetivo de promover la diversidad cultural, esta entidad cuenta entre sus miembros lo mismo a países de Europa y Africa cuyo idioma oficial es el francés, que a naciones de Asia, Medio Oriente e incluso de América Latina como Uruguay, República Dominicana y ahora México y Costa Rica", indicó la SRE.

La Francofonía tiene como uno de sus fundamentos un mensaje de tolerancia y solidaridad globales. Sus acciones están basadas en principios y valores universales como los derechos del hombre y del ciudadano, la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Durante el acto de adhesión, el gobierno de México estuvo representado por el subsecretario de Relaciones Exteriores, embajador Carlos de Icaza, quien durante su intervención refrendó el compromiso del país con los principios y valores democráticos promovidos por la OIF.