San Salvador. ElEconomista.com.mx. El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, dijo que México tiene gran interés en fomentar un diálogo abierto con El Salvador, con la finalidad de atender la diversidad de temas que forman parte de la relación bilateral.

El canciller mexicano asistió, con la representación del presidente Enrique Peña Nieto, a la ceremonia de toma de posesión del nuevo presidente de ese país, Salvador Sánchez Cerén.

A nombre del gobierno de México, Meade Kiribreña felicitó a Sánchez Cerén y expresó su deseo de que durante su gestión se alcancen los mejores resultados en beneficio de esa nación centroamericana.

El funcionario extendió una cordial invitación al presidente Sánchez Cerén para que participe en la XXIV Cumbre Iberoamericana, que se llevará a cabo en diciembre de 2014, en Veracruz.

También propuso celebrar, en fecha por definir, la VII Reunión de la Comisión Binacional México-El Salvador, con la finalidad de renovar los vínculos a partir de una agenda concreta de proyectos e iniciativas.

Puntualizó que México impulsará una agenda que contemple temas de interés común, entre los que se encuentran prosperidad, migración, seguridad, desarrollo económico y social, infraestructura y cooperación.

El funcionario federal destacó la importancia de ampliar el diálogo con el fin de promover un mayor número de inversiones, incrementar los flujos de turistas, ampliar la cooperación energética y de compartir experiencias en materia de lucha contra la pobreza.

Reiteró la necesidad de intensificar el intercambio comercial y ampliar las inversiones recíprocas, por lo que, dijo, se incrementará el diálogo político con el gobierno del presidente Sánchez Cerén.

Entre 2000 y 2013, el comercio bilateral registró crecimiento de 190%, al pasar de US$265 millones a US$765 millones.

México es el segundo inversionista en El Salvador, con 1,016.8 millones, después de Estados Unidos.