La Secretaría de Relaciones Exteriores de México informó este miércoles que ya está en curso una investigación para determinar su existió abuso de autoridad por parte de los policías que retuvieron por varias horas al vicecónsul de Honduras en Veracruz, Joel Aguilar, y a otro funcionario hondureño el pasado sábado.

"El incidente, en el que participaron policías intermunicipales de Veracruz-Boca del Río, está siendo investigado para determinar si existió abuso de autoridad al momento de encontrar a un nacional hondureño, presuntamente en violación de ordenamientos municipales", indicó la cancillería mexicana en un comunicado.

Asimismo, establece que el gobierno de México mantendrá debidamente informado a su homólogo de Honduras sobre los avances en la investigación, que involucró también a un empleado local de la sede diplomática hondureña.

La cancillería hondureña informó este domingo que Aguilar fue secuestrado y posteriormente liberado por oficiales mexicanos, tras la celebración de la independencia patria que se desarrollo en las oficinas consulares de Veracruz.

Durante el período en que fueron privados de su libertad, los funcionarios hondureños habrían sido golpeados por los policías, según la información proporcionada por la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras, que ordenó el cierre del consulado en esa localidad.

Las oficinas hondureñas retomaron con normalidad sus funciones ayer, luego de que las autoridades mexicanas garantizaran las condiciones de seguridad a los diplomáticos hondureños; mientras el gobernador del estado de Veracruz, Fidel Herrera, negó que el vicecónsul de Honduras en esa ciudad haya sido secuestrado.

El Universal de México, señala en su edición de este jueves que el subsecretario para América Latina y el Caribe, Salvador Beltrán del Río, se reunió este miércoles con el cónsul general de Honduras en Veracruz y con autoridades estatales y federales para dar seguimiento a las gestiones que se han realizado entorno a la situación.