Excelsior.com.mx. Al rendir protesta como candidata del PAN a la presidencia, en un recinto semivacío a causa del inclemente sol del mediodía, Josefina Vázquez Mota afirmó que será la presidenta de la paz y del fin de la violencia.

En el Estadio Azul y ante el líder del PAN, Gustavo Madero Muñoz, y el presidente de la Comisión Nacional de Elecciones de su partido, José Espina, dijo que luchará por un México justo, sin impunidad ni corrupción.

Vázquez Mota señaló que luchará por un México de ciudadanos con poder y libertades, sin prebendas ni privilegios, por un país de instituciones, donde se cumpla la ley con equidad, por una nación de sueños, ideales, de talento y esperanzas.

“Por un México próspero. Por un México de paz, de justicia y sin violencia, con seguridad para nuestros hijos. Por un México diferente, incluyente y sin discriminación, sin impunidad y sin corrupción”, aseveró.

Ante los incandescentes rayos del sol de marzo, cuando inició su discurso, luego de rendir protesta, buena parte de los más de 36 mil asistentes ya empezaban a retirarse, notándose espacios vacíos en las gradas.

Pese a que los miles de panistas provenientes de todo el país arribaron al recinto deportivo desde antes de las 10:30 horas, la candidata electa del PAN arribó después de las 12:00 horas.

Sin freno. Al momento de emitir su alocución, el líder panista Gustavo Madero fue abucheado y la salida de los militantes panistas del Estadio Azul ya no se podría frenar y fue en este contexto cuando la candidata electa del PAN dirigiría su mensaje.

Josefina Vázquez Mota dijo en su discurso inaugural como candidata electa que es el momento de fortalecer la unidad del partido y de mostrar los logros de los gobiernos panistas, pero también de asumir compromisos en beneficios de millones de mexicanos.
“Es momento de tener presente que los ciudadanos nos van a seguir si Acción Nacional sigue siendo diferente. Diferente porque sobre la estabilidad deberá venir la prosperidad para millones de mexicanos”, señaló la diputada con licencia.

El día de la toma de su protesta, Vázquez Mota estuvo acompañada de su familia, así como de la esposa del Presidente Felipe Calderón, Margarita Zavala, y de sus ex contendientes por la candidatura, Santiago Creel Miranda y Ernesto Cordero Arroyo, así como de su coordinador de campaña, Roberto Gil Zuarth.

Ante cientos de liderazgos panistas entre los que se encontraban también gobernadores, alcaldes, senadores, diputados y candidatos a puestos de elección popular, Vázquez Mota celebró que el PAN sea un partido sin censura, con libertad de expresión y sin simulaciones.

“No hay un presidencialismo exacerbado; hay un equilibrio de poderes. Nuestros hijos no están endeudados. Tenemos estabilidad económica y también responsabilidad. Hoy México no es el que era antes”, explicó Vázquez Mota.

“Hoy México tiene una política social sin populismo, una política social sin devaluación. Hoy México ha cambiado. Desde aquella sentencia del Maquío, desde aquel triunfo de Ernesto Ruffo en Baja California, desde aquel triunfo en Guanajuato de Carlos Medina Plascencia o de Pancho Barrio en Chihuahua y aquí están compartiendo ese momento de la historia”, manifestó la panista.

La candidata electa se comprometió a trabajar sin descanso para que sea el amor por México “lo que mueva las almas; es tiempo de ponernos de pie y decirle sí a la patria”.

Previo al discurso de Vázquez Mota, Gustavo Madero recibió rechiflas de los militantes panistas asistentes a la toma de protesta cuando manifestó que en la selección de otros candidatos a senadurías y diputaciones, en Acción Nacional sólo hubo impugnaciones en 15 por ciento de los casos, cuando en otros partidos se registraron porcentajes más altos.

Niega vacío. En un evento posterior, en el teatro San Rafael, Josefina Vázquez Mota argumentó que en su toma de protesta cuando ella llegó al Estadio Azul, el recinto estaba lleno, lo cual contrasta con las fotografías posteriores del evento.

“Yo me encontré con un estadio lleno y porque evidentemente cuando yo tomé protesta, ese estadio estaba en esa circunstancia. Nos tocó un día de sol intenso, creo que nuestros rostros lo demuestran así”, expresó la candidata electa del PAN durante la develación de la placa por las 300 representaciones de la obra Perfume de Gardenia en el Teatro San Rafael.

Rinde protesta en estadio semivacío. Confunde el el 11 de febrero con el 11 de marzo.

Ante seguidores que poco a poco dejaban vacío el Estadio Azul mientras su líder pronunciaba un mensaje, Josefina Vázquez Mota protestó como candidata presidencial por el Partido Acción Nacional con algunos errores en su discurso.

La aspirante a la Presidencia llegó una hora tarde al evento, lo que ocasionó la molestia de muchos de sus simpatizantes, quienes cansados por el intenso sol decidieron abandonar el lugar antes, siquiera, de que a Vázquez Mota le entregaran su constancia de candidata electa.

Hubo quienes, provenientes de diversos estados del país, esperaron a la candidata por espacio de tres horas y media, ya que arribaron al recinto deportivo desde poco antes de las nueve de la mañana esperando que la toma de protesta iniciara, conforme estaba programado, a las 10:30 horas.

Fue casi hasta las 11:00 horas cuando al son de la música de Margarita “La diosa de la cumbia”, los asistentes comenzaron a animarse, pero los rayos del sol hacían efecto en el humor de los asistentes quienes, en principio intentaban cubrirse con pancartas o banderas y posteriormente lo hicieron con sombrillas que los organizadores del acto distribuyeron.

Los autobuses que llegaban de entidades como México, Morelos, Querétaro y Michoacán buscaban con relativo éxito estacionarse.

Fue hasta las 12:20 (hora local) cuando, acompañada de su familia y de su equipo de campaña, Josefina Vázquez Mota llegó al Estadio Azul; tardó aproximadamente diez minutos en llegar al escenario mientras saludaba de mano a algunos de sus seguidores, la tardanza ocasionó que algunos prefirieran emprender la retirada.

La primera en hablar, casi 20 minutos después de que Josefina llegará al recinto, fue Isabel Miranda de Wallace. Su mensaje de un cuarto de hora y el sofocante calor provocó que más simpatizantes panistas abandonaran la toma de protesta.

Cuando alrededor de la una de la tarde José Espina, titular, de la Comisión Nacional de Elecciones del PAN, comenzó su mensaje, hubo quienes empezaron a chiflar con el objetivo de cortarle el discurso.

Para cuando le fue entregada a Vázquez Mota la constancia de candidata electa, comenzaban a hacerse notorios los asientos vacíos.

Intensa rechifla. La intensidad de las rechiflas se notó aún más cuando el líder del albiazul, Gustavo Madero, tomó la palabra para referirse al “proceso ejemplar”, “la fortaleza moral del partido”.

Los abucheos se percibieron aún más cuando hablo sobre las 47 impugnaciones a procesos de selección de candidatos federales y locales.

Cuando Vázquez Mota inició su mensaje, una hora después de su llegada y en el que se equivocó al indicar que era 11 de febrero en lugar de 11 de marzo, los asientos vacíos tanto en las graderías como en las sillas colocadas al centro eran notorios en comparación a como se observaba dos horas antes.

La candidata presidencial finalmente se despidió de los simpatizantes que aún estaban mientras el Estado Mayor la custodiaba y vigilaba los movimientos de quienes se le acercaban.

Mientras tanto, al exterior del inmueble, los vendedores ambulantes aprovechaban y ofrecían playeras, rosarios y refrescos, al tiempo que el caos vial se desataba; Patriotismo parecía un estacionamiento de autobuses.