México D.F. México adhiere a la posición asumida por Francia, Reino Unido y España que llamaron a expulsar a Libia del Consejo de DD.HH. de la ONU, debido a la violenta represión a la revuelta contra el gobierno de Gaddafi.

El embajador mexicano permanente ante Organismos Internacionales, Juan José Gómez Camacho, enfatizó que “los ataques del ejército a la población civil, incluso por la fuerza aérea, así como las masivas violaciones a los derechos humanos de las que el pueblo libio es víctima, pueden constituirse en crímenes contra la humanidad”.

Asimismo pidió al Consejo recomendar a la Asamblea General de la ONU aplicar la resolución que prevé la expulsión de un país en caso de violaciones sistemáticas y generalizadas a los derechos de sus habitantes, señaló El Universal.

Para el embajador mexicano es “urgente que el Consejo tome medidas firmes para detener y prevenir ulteriores violaciones”.

Añadió que el presidente mexicano ha manifestado su profundo pesar e indignación por la represión que se ha aplicado contra la población libia.

En este sentido, señaló que “México apoya con determinación el establecimiento de una comisión de investigación'.