Ciudad de México. Al anunciar que impugnará los resultados de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador llamó “corruptos” a todos los que votaron, “sin necesidad”, por el candidato priista Enrique Peña Nieto.

Durante una conferencia de prensa, el candidato del PRD, PT y Movimiento Ciudadano expresó: “Los que votaron por Peña Nieto, que lo hicieron sin necesidad, sin padecer de pobreza, lo hicieron porque apostaron, respaldaron el régimen de corrupción”.

Acompañado por los dirigentes nacionales del PRD, PT y Movimiento Ciudadano, López Obrador aseguró que la contienda presidencial está “plagada de irregularidades”.

“No podemos aceptar un resultado fraudulento. Vamos a presentar las pruebas —aseguró—, hay muchos elementos de que se violó el artículo 41 de la Constitución que establece que debe haber equidad.”

Tras señalar que todos los días hasta la calificación de la elección mantendrá informados a sus seguidores, reiteró que no aceptará un resultado hasta que no tenga plena certeza de que no se “falsificó” la elección.

El político tabasqueño dio a conocer que su equipo está recabando las actas y recogiendo todos los testimonios sobre las irregularidades para proceder legalmente.

“Los que votaron por Peña Nieto que lo hicieron sin necesidad; es decir, sin padecer de pobreza, lo hicieron porque apostaron, respaldaron el régimen de corrupción. Es muy duro esto que estoy diciendo, pero es la realidad, se votó por Peña Nieto para mantener el régimen de corrupción, no tengo la menor duda que eso es lo que significa ese voto”. Andrés Manuel López Obrador.

Respecto de las manifestaciones que hay contra la elección, el perredista dijo que asume la parte de responsabilidad que le toca. Sin embargo, señaló: “Pero la responsabilidad institucional recae en el IFE y en el TEPJF, ellos tienen que dar la cara y enfrentar este asunto”.

AMLO ve la elección plagada de anomalías. El candidato del Movimiento Progresista afirma que no puede aceptar resultado alguno mientras no tenga la plena certeza de que se respetó el voto ciudadano.

Los que votaron por Enrique Peña Nieto respaldaron el régimen de corrupción e injusticia que representa el Partido Revolucionario Institucional (PRI) aseguró Andrés Manuel López Obrador al anunciar que impugnará el resultado de la contienda presidencial al estar “plagada de irregularidades” antes, durante y después de la jornada del pasado domingo primero de julio.

“Los que votaron por Peña Nieto que lo hicieron sin necesidad; es decir, sin padecer de pobreza, lo hicieron porque apostaron, respaldaron el régimen de corrupción. Es muy duro esto que estoy diciendo, pero es la realidad, se votó por Peña Nieto para mantener el régimen de corrupción, no tengo la menor duda que eso es lo que significa ese voto”, expresó en conferencia de prensa donde anunció que todos los días hasta la calificación de la elección mantendrá informados a sus seguidores y estará en contacto con los medios de comunicación.

“No podemos aceptar un resultado fraudulento, hay procedimientos para eso, vamos a presentar las pruebas. Hay muchos elementos para decir que se violó el artículo 41 de la Constitución, que establece que debe haber igualdad.”

Flanqueado por los dirigentes nacionales de los partidos de izquierda que integran la coalición Movimiento Progresista, López Obrador estimó que el derroche de recursos en la campaña de su adversario político alcanzó miles de millones de pesos, pues tan sólo en el Estado de México, la compra del voto alcanzó la cifra de un millón y en el caso de las despensas los recursos oscilan en casi dos millones de pesos.

“Como se comprenderá, no puedo aceptar ningún resultado hasta no tener la plena certeza de que se respetó el voto de los ciudadanos y que no se falsificó la elección, estamos recabando las actas y recogiendo todos los testimonios sobre irregularidades para proceder legalmente”, apuntó en medio de aplausos de algunos de sus seguidores que estuvieron presentes en la rueda de prensa.

Al reiterar que esperará los cómputos distritales y la calificación de la elección para determinar su postura sobre el resultado federal, López Obrador demandó al Instituto Federal Electoral (IFE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) “asumir su responsabilidad y dar la cara” frente al derroche de recursos y compra del voto en el que incurrió el candidato del PRI y de lo cual, recordó, dio cuenta en su momento.

“Es que no se puede nada más estarnos a nosotros cargando la responsabilidad de un hecho tan grave, me refiero a que nosotros tengamos que sofocar la gran inconformidad que existe, yo asumo mi responsabilidad, pero la responsabilidad institucional recae en el IFE y en el Trife (TEPJF), ellos son los que tienen que dar la cara y enfrentar este asunto”, dijo al aseverar que tiene pruebas de las irregularidades en las que incurrió el PRI durante la campaña.

Cuestionado respecto de si con esta postura no viola lo suscrito en el Pacto de Civilidad en el que se comprometió a respetar el resultado presidencial, señaló que firmó el acuerdo, pero no renunció a sus derechos constitucionales como ciudadano que es.

“En el mismo convenio se establece de que se va a respetar la legalidad, yo no suscribí ese convenio para cancelar mis derechos como ciudadano y acudir a las instancias correspondientes, no puedo aceptar ninguna ilegalidad.”

Previo a estas declaraciones, el candidato progresista pidió a todos aquellos que simpatizan con él “no bajar la guardia” y estar pendientes de los cómputos distritales el próximo miércoles a fin de que “no quede duda” de que se respetará la voluntad de los ciudadanos en las urnas “por el bien de México y de nuestro pueblo”, sentenció.

Respecto de la posibilidad de tomar las calles o llevar a cabo una “resistencia civil pacífica” como en 2006, López Obrador anunció que las decisiones se irán tomando poco a poco, que habrá que esperar a saber cuál es lo más conveniente para su movimiento, pero, adelantó, que actuará de manera responsable por respeto a los 15 millones de mexicanos que votaron por él el 1 de julio.

“Hay un procedimiento legal que vamos a agotar y queremos que la autoridad responsable, lo sea, para eso son las autoridades, vamos a acudir a ellos y ellos tiene que dar la cara y una explicación a los ciudadanos; si se limpia la elección no tengo duda, y limpiar la elección significa, quitar todos los votos que fueron comprados y ganamos con bastante margen” indicó.

En cuanto a lo señalado por Peña Nieto respecto de que una de las prioridades en su gobierno serán las reformas estructurales, el perredista señaló que no le sorprende la postura del ex gobernador del Estado de México, a quien le advirtió que “está por verse” si se lleva a cabo el incremento del IVA a 22% que pretende hacer la bancada del PRI en el Congreso.