México D.F. Un fuerte despliegue de seguridad implementará el gobierno mexicano para la celebración del bicentenario de la Independencia del país. Más de 25.000 agentes federales y efectivos del Ejército y de Marina se encargarán de la vigilancia durante las festividades.

En la capital, de 4.000 policías federales, y un número similar de militares salvaguardarán a los asistentes a la Ceremonia del Grito, la noche de este miércoles, y durante el desfile militar del jueves.

La Jornada informó que el Bicentenario estará marcado por un “estado de alerta” frente a la posibilidad de ataques del crimen organizado contra la población.

Este martes, el presidente Felipe Calderón afirmó que el país enfrenta enemigos que desean imponer sus reglas, pero enfatizó que fracasarán en ese intento.

Al participar en la ceremonia de clausura y apertura de los cursos de los planteles militares, el jefe de Estado enfatizó que “hoy, 2010, como en 1847, o en 1913, o en 1810, o en 1910, México también enfrenta enemigos que desean imponer sus reglas perversas, atemorizar a los mexicanos, paralizar a la autoridad y someternos a todos con su violencia”.

Añadió que “son enemigos que fracasarán en su intento, porque, entre otras cosas, en todo el sistema educativo militar hay jóvenes valientes, virtuosos, patriotas. Hay aquí jóvenes preparados y preparándose para defender, presta y eficientemente, a nuestra gran nación”.

Enfatizó que “no habrá tregua para quienes quisieran ver a México sometido, en el caos y en la ilegalidad. Mientras haya cadetes, mientras haya soldados, mientras hayamos mexicanos dispuestos a construir a México como patria segura y de leyes, el futuro de la nación estará a salvo”.