El PAN presentó una iniciativa que crea el Instituto Nacional de Seguridad Pública, el cual será un órgano rector autónomo a nivel federal, que evaluará a las corporaciones policiacas municipales, estatales y federal; podrá intervenirlas, e incluso suprimirlas cuando no cumplan su cometido de abatir el crimen.

El líder del PAN, Ricardo Anaya, acompañado de diputados y senadores de su partido, expuso que la propuesta tiene la finalidad de aportar nuevos lineamientos a la iniciativa del Ejecutivo federal, la cual plantea suprimir las policías municipales para sustituirlas por las corporaciones estatales.

Desde la óptica panista, no es viable desaparecer a todos las policías municipales, sin antes evaluar cuáles sí cumplen su cometido. De igual manera la iniciativa de Acción Nacional crea el Instituto Nacional de Ciencias Forenses y el Servicio Profesional de Carrera Policial.

La propuesta establece que el Instituto Nacional de Seguridad Pública estará compuesto por siete consejeros, electos por el Senado, que sean especialistas en la materia con reconocida trayectoria académica para diseñar directrices en materia de seguridad y no deberán tener militancia partidista.

El órgano propuesto por el PAN sustituiría órganos ya existentes en materia de seguridad como el Consejo Nacional de Seguridad Pública y el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, con el objeto que el combate al crimen no sea una estrategia de carácter político, sino técnico, científico y con una evaluación periódica.

“Si bien el gobierno federal ya propuso una iniciativa en materia de Seguridad Pública, ésta nos parece insuficiente, y en algunos aspectos peligrosa, por cuanto conlleva un riesgo de acumulación de atribuciones en un sólo orden de gobierno, que podría derivar en posturas y acciones autoritarias”, explicó Anaya Cortés.

Por su parte, el diputado Jorge Ramos destacó que la propuesta elaborada por el PAN se caracteriza por su “alto contenido de visión municipalista”, porque Acción Nacional sostiene que la autoridad municipal es la más próxima y, por lo tanto, la indicada para proveer seguridad a los ciudadanos.

En su oportunidad, el senador Roberto Gil aclaró que el modelo que propone el PAN representa la tercera y más avanzada etapa en el Sistema de Seguridad Pública de México. Con la desaparición de siete órganos y su fusión en una instancia, se garantizaría una menor burocracia y una mayor eficiencia.

En tal sentido, el diputado del PAN, Miguel Ángel Yunes, presidente de la Comisión de Seguridad Pública en San Lázaro, señaló que los mexicanos desean vivir seguros, no en permanente zozobra por el riesgo de ser víctimas de la delincuencia.

Yunes Linares dijo que todo lo anterior obliga a reconocer que el modelo de seguridad pública en México ha fallado y que por tanto se requiere una reforma profunda.

Los panistas recordaron que el Barómetro Global de la Corrupción revela que el 90 por ciento de los mexicanos percibe corrupción en las policías, lo cual refuerza la última Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2015 del Inegi.

Capacitación. La iniciativa pone énfasis en la profesionalización de la policía y del sistema penitenciario, para combatir “la profunda crisis en la que se encuentran”.

Rector. El Instituto Nacional de Seguridad Pública (INSP) será el órgano regulador de la seguridad pública y diseñará los mecanismos de intervención, sustitución y colaboración de los cuerpos policiacos.

Prevención. El proyecto busca instaurar un modelo de seguridad que ponga énfasis en la prevención de los delitos mediante el fortalecimiento de las corporaciones que actualmente existen.El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INCF). Supervisará la profesionalización de los servicios periciales de todo el país.