A dos años de que deje el poder y a cuatro de que lo asumió, 69% de los mexicanos reprueba la gestión del presidente Enrique Peña Nieto y 24% la aprueba.

De acuerdo con la última encuesta trimestral sobre evaluación presidencial de Consulta Mitofsky, entre agosto pasado y el presente mes el porcentaje de aprobación del gobierno de Peña Nieto cayó cinco puntos porcentuales, en tanto que el de desaprobación subió cuatro; hace tres meses se ubicaban en 29 y 65%, respectivamente.

Las cifras indican los peores porcentajes alcanzados por el mandatario mexicano en los cuatro años que lleva como presidente de México, ya que en diciembre del 2012, tras asumir el cargo, tenía una aprobación de 54% y una desaprobación de 35%.

Peña Nieto alcanzó su más alto nivel de aprobación en mayo del 2013, con un 57%, y desde entonces inició su descenso, mientras que el porcentaje de mexicanos que reprueba su administración se ha mantenido de manera constante al alza.

Para Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky, Peña llega a su cuarto año con el nivel de aprobación más bajo de la historia. “Hubo un momento en que Ernesto Zedillo llegó a 27, 28%, cuando en el 95 subió el IVA de 10 a 15%, pero no bajó de 27, 28 por ciento”.

Recordó que la aprobación de un mandatario está ligada con el estado de ánimo de la población.