México D.F. El partido opositor PRI, que gobernó México durante 71 años hasta el 2000, podría regresar al poder con las elecciones de 2012, mostraron dos encuestas publicadas el lunes.

Aunque todavía los partidos no definen a sus candidatos para 2012, el joven gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, es visto como el más probable aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyos gobiernos a menudo fueron acusados de corrupción y autoritarismo.

Si las elecciones se celebraran hoy, 41,4% de los votantes elegirían a Peña como presidente, de acuerdo con una entrevista del periódico El Universal.

En un lejano segundo lugar aparece, con 14,9% de la intención de voto, el polémico líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien perdió por muy poco las elecciones de 2006 frente al presidente Felipe Calderón y desató protestas denunciando fraude en su contra.

En tercer lugar se ubicó el actual secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, con 12,2% de la intención de voto. Cordero es un cercano colaborador de Calderón.

Otra encuesta, del periódico Excelsior, mostró que 45% de la población no ve un retroceso para el país si regresara al poder el PRI, una advertencia que repiten diferentes líderes del gobernante Partido Acción Nacional (PAN).

Peña Nieto, que hace poco se casó con una conocida actriz de telenovelas, ha sido acusado de gastar demasiado en promover su imagen para pavimentar así su camino al sillón presidencial.