México DF. El opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México por 71 años hasta el 2000, ganaría sin problemas las elecciones del populoso Estado de México, consideradas la antesala de los comicios presidenciales del año próximo, según sondeos.

Una encuesta publicada este miércoles por el periódico El Universal colocó a Eruviel Avila, el candidato del PRI, con 59% de la intención de voto, seguido de lejos por Alejandro Encinas, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), con 27%.

El candidato del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Luis Felipe Bravo Mena, obtuvo 14%. El PAN es el partido del presidente Felipe Calderón.

Las elecciones se realizarán el 3 de julio en el estado, el más poblado del país con 15 millones de habitantes.

Otro sondeo, del periódico Reforma, dio 59% a Avila, 26% a Encinas y 15% a Bravo Mena.

Espaldarazo. Si esta tendencia se refleja en los resultados, la elección será un espaldarazo para el actual gobernador Enrique Peña Nieto, considerado hasta ahora por analistas como el político con más probabilidades de suceder a Calderón en el 2012.

El PRI, un partido que gobierna la mayoría de los 32 estados del país y ha sido acusado a menudo de corrupción y autoritarismo, tiene amplias posibilidades de regresar al poder, según observadores.

Los candidatos oficialistas se verían afectados por la ola de violencia del narcotráfico que golpea al país y la falta de empleos.