Ciudad de México. El dirigente nacional del PRI César Camacho Quiroz propuso revisar y analizar una reforma local para que la próxima gubernatura de Chihuahua se pueda renovar en dos años.

Vamos a analizarla, lo hemos conversado con el priismo chihuahuense y de lo que se trata es de encontrar cuáles son los mejores mecanismos que sin desdoro de la democracia puedan ser eficaces para el gobierno, no en el corto plazo, sino en el mediano y largo plazo.”

Señaló que “las elecciones frecuentes pueden distraer la atención y la estabilidad de un gobierno que no debe estar episódicamente metido en lo electoral, pero no adelantemos vísperas, démosle paso a una discusión sosegada de cara la sociedad a través de los medios y que se resuelva lo mejor”.

‒¿Debería consultarse a los grupos sociales, a la población? ‒se le cuestionó.

‒Bueno, los grupos sociales y la población tienen representantes, ahí están no sólo los partidos, sino las organizaciones de la sociedad civil; es evidente que una reforma de este calado tendrá que construirse, ya hay una propuesta sobre la mesa, pero el consenso se tiene que construir escuchando múltiples voces.

El priismo de Chihuahua está desbordante, no sólo hay una gran organización, perfiles ganadores en las candidatas y en los candidatos y sin excesos. Sin que esto parezca una actitud prepotente, tenemos elementos objetivos para suponer que Chihuahua tendrá 10 diputados federales, incluido Cristopher James, que va en la lista plurinominal; así nos dicen nuestros números y nuestras encuestas, pero lo vamos a demostrar el 7 de junio por la noche”.