México DF. El principal partido opositor de México, el PRI, llevaba ventaja este lunes en los conteos de las elecciones para gobernador de uno de los estados más azotados por la violencia del narcotráfico, una victoria que le daría un espaldarazo de cara a las presidenciales del 2012.

En una cerrada contienda, la hermana del presidente Felipe Calderón marchaba en segundo lugar en la votación realizada este domingo en el occidental estado de Michoacán, según cifras del instituto electoral.

De confirmarse el resultado, sería un revés para el oficialista Partido Acción Nacional (PAN), debilitado políticamente para la elección presidencial de julio por el drama de miles de asesinatos en el país.

Se trata de la última elección estatal antes de las presidenciales en las que el PRI se perfila con amplia ventaja para recuperar el poder, perdido en el 2000 tras haber gobernado el país por más de siete décadas consecutivas.

El candidato del PRI, Fausto Vallejo, alcalde con licencia de la colonial ciudad de Morelia, la capital del estado, figuraba en primer lugar con un 35,4% de los votos, luego del conteo de más del 96% de las casillas.

Mientras tanto, Luisa Calderón, quien había llegado como favorita para ganar los comicios según un reciente sondeo, obtenía un 32,7% de los sufragios.

En tercer lugar, a casi 6 puntos porcentuales de Vallejo, se ubicaba el candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Silvano Aureoles, con lo que la izquierda perderá uno de sus principales bastiones del país.

Michoacán, de donde es oriundo el presidente Felipe Calderón que lanzó ahí mismo la ofensiva militar antidrogas días después de asumir el poder, es uno de los focos rojos de la violencia del narcotráfico, donde en las últimas semanas aumentaron las ejecuciones en medio del debilitamiento de un cártel local.

La estrategia del gobierno federal contra los cárteles ha sido cuestionada debido a la muerte de más de 45.000 personas, entre ellas civiles inocentes como niños, desde que Calderón asumió la presidencia en diciembre de 2006.

La semana pasada fue asesinado a tiros y en plena vía pública el alcalde michoacano de La Piedad, Ricardo Guzmán, cercano a los hermanos Calderón, lo que hizo que los últimos actos de campaña se centraran aún más en el tema de seguridad.