El coordinador nacional antisecuestros, Renato Sales Heredia, y la presidenta de la organización Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, presentaron el primer reporte homologado a nivel federal y estatal sobre la incidencia de ese delito en enero pasado.

El reporte menciona que tan sólo en enero del 2015 se iniciaron 163 averiguaciones previas por secuestro en el país, de las cuales 110 fueron atendidas por las procuradurías estatales y el resto por la Procuraduría General de la República (PGR).

asimismo, indica que se iniciaron 163 averiguaciones previas en el país por el plagio de 220 personas. La presidenta de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, precisó que esa cifra refleja que en enero ocurrió, aproximadamente, un secuestro cada cinco horas en el país.

Precisó que de esos 163 casos, el Estado de México tuvo el mayor número, con 52 incidentes; seguido de Tamaulipas, con 21 casos; Guerrero, con 17; el DF, con 12; Veracruz, con 10, y Tabasco, con ocho; Puebla, con cinco, e Hidalgo, Michoacán, Morelos y Tlaxcala, con cuatro averiguaciones. Miranda de Wallace detalló que esas entidades concentraron 73,35% de los secuestros en el país.

Únicamente los estados de Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Colima, San Luis Potosí, Sonora y Yucatán no tuvieron ningún secuestro en enero pasado, dijo.

Los municipios donde más se secuestró en enero fueron Ecatepec; Estado de México; Acapulco, Guerrero; Cuernavaca, Morelos; Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México; Morelia, Michoacán, además de los municipios de Nuevo Laredo, Tampico, Matamoros, Nuevo Laredo, Reynosa y Victoria, en Tamaulipas.

Ligero cambio. Las cifras homologadas presentadas por el gobierno y Alto al Secuestro tuvieron un ligero cambio con relación a las cifras que se presentaron en el 2014 por el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Por ejemplo, los 163 casos de secuestros en enero contrastan con los 99 casos presentados en diciembre pasado; los 122 de noviembre; los 122 de octubre y los 120 de septiembre del 2014, los cuales entonces no incluían las averiguaciones previas investigadas por la PGR.

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Jorge Carlos Hurtado Valdez, dijo que con dicho reporte evitan la guerra de cifras entre el gobierno y las organizaciones sociales, por lo que ahora, dijo, las cifras presentadas son “totalmente ciertas y sustentadas”, ya que ahora contemplan tanto los casos investigados por el gobierno federal como por las procuradurías estatales.

Renato Sales aseveró que se busca reducir el delito a su mínima expresión, pues ahora hay veracidad de los datos, y se trabaja para evitar duplicaciones.