México D.F. La secretaria de RR.EE. de México, Patricia Espinosa, enfrentó una dura en el parlamento, donde los senadores le reprocharon el actuar del gobierno frente a Estados Unidos.

Por su parte, la funcionaria aseguró que México no ha perdido liderazgo ni acepta imposiciones de ningún país que afecten su soberanía.

Asimismo, Espinosa aseguró que los sobrevuelos de aviones no tripulados de Estados Unidos en territorio mexicano no violan la soberanía nacional, y que es facultad del ejecutivo autorizarlos.

Los senadores de oposición criticaron la forma en que el gobierno de Felipe Calderón ha manejado la política exterior mexicana y pidieron aclarar la situación del embajador estadounidense, Carlos Pascual, informó El Universal.

El coordinador del PT, Ricardo Monreal, consideró que la política exterior de México "es un desastre y se encuentra en el suelo" y añadió que "la tolerancia de la cancillería a las operaciones ilegales no son muestra de una relación bilateral de cooperación. Son una muestra de una actitud subordinada y pusilánime. Es similar a la de una colonia militar ocupada: no hay una cancillería, sino una mensajería de trámites".

Por su parte, en representación del PRI, la ex canciller Rosario Green dijo que en la relación bilateral "nunca antes se había entregado tanto por tampoco y con resultados tan mediocres”.

Por su parte, la secretaria de RR.EE. señaló que "en la relación con Estados Unidos, como con ningún país del mundo, México no acepta imposiciones, México no acepta ningún tipo de condicionamientos que vulneren la soberanía y el interés nacional".

Explicó que en la relación bilateral "estamos atravesando momentos complejos que corresponde abordar con seriedad. No podemos negar que existen irritantes como en el pasado; hay situaciones difíciles, como se ha tenido a lo largo de la historia con Estados Unidos, que deben ser ahora abordadas de manera prioritaria".

Sobre los vuelos de aviones estadounidenses no tripulados, señaló que "en ocasiones limitadas y específicas se ha pedido el apoyo de vuelos no tripulados para labores de inteligencia. Se trata de acciones concretas que han sido controladas por el gobierno de México; no es un programa permanente, y fuera de las misiones solicitadas no se permite el ingreso de esos aparatos al espacio aéreo nacional".