México D.F. El candidato del opositor Partido Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto, ganó el domingo la presidencia de México según los sondeos a boca de urna, tras dos gestiones conservadoras que no lograron frenar la violencia del narcotráfico ni crear suficientes empleos.

Tres encuestas difundidas por las cadenas de televisión TV Azteca, Milenio y Cadena Tres dijeron que Peña Nieto se impuso con una ventaja de entre 4,6 y 11 puntos porcentuales sobre el izquierdista Andrés Manuel López Obrador. La oficialista Josefina Vázquez Mota se ubicó en tercer lugar.

En una era en la que proliferaron acusaciones de corrupción, autoritarismo y fraude electoral, el PRI gobernó con mano dura desde 1929 hasta el 2000, cuando el Partido Acción Nacional (PAN) ganó la presidencia en un hito democrático en la segunda mayor economía de Latinoamérica.

Pero muchos mexicanos parecieron depositar su voto en el PRI luego de que el PAN del presidente Felipe Calderón no lograra crear suficientes empleos ni poner a raya a los sanguinarios cárteles de la droga.

"Todas las encuestas que tenemos y los números preliminares (...) lo confirman hoy esta noche: Enrique Peña Nieto es el próximo presidente de los Estados Unidos Mexicanos y por una amplia mayoría", dijo el coordinador de campaña del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Luis Videgaray, a la cadena Milenio TV.

Peña Nieto es un ex gobernador del poderoso Estado de México, está casado con una actriz de telenovelas y tiene vínculos con la vieja guardia del polémico partido. El candidato ganó popularidad firmando sus compromisos ante notario cuando era gobernador.

En su búnker, sus seguidores festejaban con globos y banderas los resultados de las encuestas.

Durante los años del PRI en el gobierno, México sufrió sus peores crisis económicas, pero la inseguridad nunca había sido una preocupación tan latente como en la actualidad.

Desde que el presidente Calderón asumió en 2006 y lanzó una ofensiva militar contra los cárteles de la droga más de 55.000 personas han muerto y unas 10.000 están desaparecidas.

"El error de Calderón fue atacar el crimen organizado. Nuestra ciudad, que tenía mucho turismo está en ceros, la ciudad está despoblada, la economía contraída", dijo Carlos Montoya, agente de seguros de 67 años, en Ciudad Juárez, en la frontera con El Paso, Texas, y una de las más golpeadas por el narco.

"Si gana Peña Nieto será por el voto del miedo. La gente tiene miedo a tanta violencia. ¡Hay 60 mil muertos!", agregó.

La autoridad electoral difundirá antes de la medianoche un conteo rápido oficial basado en una muestra al azar de alrededor de 7.500 puestos de votación.

En México no existe la segunda vuelta electoral y simplemente gana quien obtiene más votos.

Otras encuestas a boca de urna difundidas más temprano por medios locales mostraron que el PRI habría ganado al menos tres gobernaciones: en el occidental estado de Jalisco -actualmente un bastión del PAN-, en el sureño Chiapas, donde gobierna el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), y habría mantenido el poder en Yucatán.

En las tres elecciones para gobernador restantes, el PRD triunfó en Morelos y Tabasco y el PAN retuvo Guanajuato.

La izquierda mantuvo con amplio margen la alcaldía de la Ciudad de México, que gobierna desde 1997, según las encuestas.