México D.F. Estados Unidos y México implementarán programas pilotos en las zonas fronterizas de Ciudad Juárez-El Paso y Tijuana-San Diego para combatir a los carteles de droga que operan en dichos corredores.

La forma en que se impulsarán los proyectos se acordó a partir de las reuniones bilaterales realizadas entre enero y febrero de este año.

Así se explica en los informes entregados por el cuerpo diplomático de Estados Unidos tras la cita efectuada ayer por el equipo de seguridad de ese país y las autoridades mexicanas, señaló Milenio.

En el plan se contemplan crear un proceso automatizado de llamadas de emergencia y denuncias anónimas.

Además se garantizarán las comunicaciones seguras, un nuevo modelo de entrenamiento policial, y mayor coordinación entre las policías para detectar delitos financieros y dineros para costear a organizaciones criminales.

Un parte del proyecto está listo para funcionar en Ciudad Juárez-El Paso. Luego se incorporará Tijuana-San Diego.

El presidente de México, Felipe Calderón, en la cita que tuvo el martes en la tarde Los Pinos con Hillary Clinton, pidió concretar la responsabilidad de su país y EE.UU. en el combate al crimen organizado.

A su juicio se deben desarticular los grupos delictivos, interceptar drogas, armas y dinero, y también controlar el consumo de estupefacientes.

Calderón puntualizó que “ante la magnitud del reto” EE.UU. y México deben redoblar sus esfuerzos para combatir integralmente a los carteles de droga.