Santiago, Xinhua. La candidata presidencial y ex mandataria de Chile, Michelle Bachelet, denunció que autoridades del gobierno del presidente Sebastián Piñera amenazaron a sus adherentes en el sur del país para que no se reunieran con ella, como parte de su compaña con miras a las elecciones de noviembre próximo.

La denuncia fue hecha la mañana de este viernes por el vocero de la candidatura de Bachelet, Alvaro Elizalde, quien indicó que las familias que viven en el área efectada por el terremoto de 2010 se les amenazó con no recibir los beneficios para la reconstrucción en caso de que se reunieran con la ex mandataria.

Muchas personas han solicitado reuniones privadas debido a que han sido "amenazadas por encontrarse conmigo", dijo este viernes Bachelet en la comuna de Talcahuano.

La candidata de la oposición indicó que ha recibido testimonios de esa índole no sólo en la región del Biobío, sino también en otras partes del papís.

"En concreto se me ha dicho que han llamado a personas que se han juntado conmigo, que han organizado actividades, que se les ha amenazado con pérdida de beneficios", dijo Bachelet.

"Espero que el gobierno sea neutral", que se respete la libertad que debe tener cualquier candidato de poder moverse por el país sin ninguna restricción y la obligación de todas las autoridades de no interferir, indicó.

La ex mandataria realiza una gira por el sur de Chile para promover su candidatura, donde visita las áreas más afectadas por el terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010.

La gira coincide con el proceso judicial en el cual se acusa a Bachelet y a las autoridades de su gobierno por los errores cometidos en la emergencia, como descartar la posibilidad de un tsunami tras el terremoto, en momentos en que éste afectaba a la costa centro sur del país.

A causa de esto unas 125 personas murieron y otras 25 se encuentran desaparecidas, razón por la cual se acusó de negligencia a las autoridades de emergencias en Chile.

Bachelet se reunió el jueves 23 de mayo con familias afectadas por este hecho en la localidad de Dichato, donde todavía se encuentran en marcha los planes de reconstrucción.

Pese a estas críticas, las encuestas muestran que Bachelet mantiene la ventaja para las elecciones presidenciales de noviembre próximo en Chile.